AFTEROFFICE
CULTURA

Objeto y cuerpo

Un periódico sirve a Alaide Ibarra para montar una inquietante pregunta sobre el ser en las cosas.
Silvina Espinosa de los Monteros
23 enero 2014 22:1 Última actualización 24 enero 2014 5:0
"A diario", obra de Alaide Ibarra.

"A diario", obra de Alaide Ibarra. (Cortesía)

Después de su estreno en Suiza y una serie de presentaciones tanto en teatros como en comunidades alejadas de las capitales de la República Mexicana, el espectáculo de teatro físico "A diario", creado, dirigido e interpretado por Alaide Ibarra, arriba al Teatro Julio Jiménez Rueda con el tema de la migración. La cita es el próximo viernes 24 de enero a las 17:00 horas. Entrada libre.

Como parte del XXVI Encuentro Nacional de los Amantes del Teatro, esta puesta en escena llega a la capital del país. Se trata de una propuesta innovadora consistente en 50 minutos de teatro físico, basado en la manipulación de un objeto que en este caso es el periódico, el cual, la artista Alaide Ibarra relaciona con el fenómeno migratorio.

A decir de la también actriz egresada de L’École de Cirque de Quebec y la Scuola Teatro Dimitri en Suiza, quien sostuvo una entrevista con EL FINANCIERO, "A diario" es un espectáculo 25 o 30 por ciento autobiográfico, ya que luego de siete años de estar alejada de su tierra natal sintió que tenía mucho que decir en su calidad de inmigrante.

En enero de 2005, cuando arribó a Quebec a estudiar circo nunca pudo aprender francés, pero tuvo la fortuna de vivir con gente del lugar y finalmente acabó aprendiéndolo. Durante el proceso advirtió que una buena manera de hacerlo era leyendo el periódico que regalaban en el metro, en la calle o en el autobús.

“La primera vez que alcancé a leer la palabra Mexique en negritas y otra que decía algo así como Veracruz, tuve un impacto muy fuerte. Todavía lo recuerdo, fue algo emocionante, justamente por el hecho de estar fuera y verte vinculada a tu país a través de las páginas de un periódico, sin lograr entender literalmente lo que ahí decía”.

Después de esa experiencia, recuerda, “me di cuenta que lo que quería era hacer una mezcla de varias herramientas escénicas y decidí postular para una maestría de teatro físico en la Scuola Teatro Dimitri en Suiza, que es una de las pocas escuelas a nivel mundial que imparten esa carrera como tal”.

Por lo que a diario surgió como producto de su examen de maestría, espectáculo que presentó una vez a nivel escolar y dos más de forma ya profesional, tanto en el Teatro Dimitri como en el Paravento, en territorio helvético.

Según la artista, el espectáculo está concebido a partir de tres planos estructurales: “Uno a nivel muy físico, en el que te preguntas qué puedes hacer con el periódico: romperlo, hacerlo bolita, apilarlo o producir ruidos con él, algo que te lleva a producir muchas imágenes y emociones. El segundo nivel es el de la lectura. Hay tanto que leer en un diario… además de que su interpretación cambia si es leído en el día en que se publica o se trata de ediciones anteriores”.

Por último, refiere Ibarra, “también está el plano metafórico, que me gusta muchísimo. Ahí partes de la pregunta de cómo puedes transformar ese objeto, que al mismo tiempo es universal. Cómo es que sin hablar, sin decir lo que está escrito en el periódico, estableces una relación entre objeto y cuerpo”.

Para esta mujer, a la que le interesa la fusión de varias disciplinas artísticas, “hoy en día el teatro físico es el producto de la evolución de lenguajes que se crearon hace muchísimo tiempo como la Comedia del Arte italiana del siglo XVI o el teatro Noh, de origen japonés, donde la parte primordial es la expresión corporal, por encima de lo narrativo o textual”, apuntó.

Actualmente, sobre todo en sociedades como la nuestra en que nos vemos encapsulados en nuestro teléfono celular como una manera de autoprotección, el arte ofrece una posibilidad de libertad.

“Muchas veces oímos hablar de que el arte puede cambiar el mundo o que la vida en sí es un arte, dos frases fáciles de decir y que están muy choteadas; sin embargo, creo sinceramente que si tuviéramos la oportunidad de asistir al teatro o de hacerlo, el mundo sería distinto.

Hablo del teatro porque soy actriz, pero sucede lo mismo con todas las artes. La música, por ejemplo. A mí me entusiasma mucho crear música con amigos percusionistas o cantantes. Creo que esa libertad de poder expresarnos, de convivir en armonía y crear algo juntos, es algo que de verdad cambiaría las cosas”.


¿Quién es Dimitri?

Dimitri Jakob Müller, mejor conocido como Jakob Dimitri, es el clown que funda el recinto educativo del mismo nombre en 1975. Tiene 78 años. Creó una carrera universitaria de teatro físico. Además de la escuela, edificó un teatro y un museo en una pequeña zona de Suiza denominada Verscio, actualmente gratificada con todas estas expresiones artísticas.


Creadora, directora e intérprete: Alaide Ibarra
Género: Teatro físico
Lugar: Teatro Julio Jiménez Rueda
Plaza de la República 154, col. Tabacalera. México, DF
Fecha: Viernes 24 de enero de 2014
Hora: 17:00 horas Entrada libre.