AFTEROFFICE
DEPORTES

Gianni Infantino gana 'en penales' la presidencia de la FIFA

El suizo vence en la segunda ronda de votaciones al jeque de Bahréin, Salman bin Ibrahim Al-Khalifa, y tomará las riendas del órgano rector del futbol mundial.
Redacción
26 febrero 2016 9:12 Última actualización 26 febrero 2016 11:45
Gianni Infantino (Reuters)

Gianni Infantino (Reuters)

El suizo Gianni Infantino es el nuevo presidente de la FIFA, tras vencer en la segunda tanda de votaciones.

Infantino venció con 115 votos al jeque de Bahréin, Salman bin Ibrahim Al-Khalifa, quien obtuvo 88 sufragios.

Más atrás quedaron el príncipe Ali de Jordania con 4 votos y el francés Jerome Champagne con 0 sufragios.

La presidencia del órgano rector del futbol mundial se decidió en segunda vuelta, luego de que en la primera ninguno de los candidatos obtuvo la mayoría calificada necesaria de 137 votos. Infantino tuvo 88, por 85 de Al-Khalifa, 27 de Al Hussein y siete de Champagne.

En la segunda vuelta se requería sólo una mayoría simple.

Tras ganar, Infantino prometió devolverle la credibilidad a la FIFA.

"Recuperaremos la imagen de la FIFA y el respeto hacia la FIFA", dijo Infantino en su mensaje de aceptación. "Y en todo el mundo nos aplaudirán por lo que haremos".

"Esta es una nueva era en la FIFA, en la que podremos colocar al fútbol en el centro del escenario", agregó el hasta ahora secretario general de la UEFA.

Antes de la primera ronda de votaciones, el sudafricano Tokyo Sexwale se retiró de la carrera por la presidencia de la FIFA.

"Tengo una sorpresa para ustedes: mi campaña termina hoy y suspendo mi participación. Con solo cuatro personas, es su problema ahora", dijo Sexwale a los delegados en el Congreso extraordinario de la FIFA.

"Estoy dispuesto a servir a las órdenes del nuevo presidente", agregó.

El empresario y político sudafricano era uno de los cinco candidatos para dirigir el órgano rector del fútbol mundial, envuelto en la peor crisis en sus 112 años de historia debido a múltiples casos de corrupción.

Sexwale no era respaldado por la confederación africana (CAF), que en enero hizo público su respaldo al presidente del fútbol asiático, el jeque de Bahréin Salman bin Ebrahim Al-Khalifa.

Nueve meses después que Blatter ganó un quinto mandato, las elecciones en Zúrich fueron convocadas de emergencia tras la dimisión del hoy suspendido presidente al verse acorralado por las investigaciones de corrupción.