AFTEROFFICE
deportes

Nueva camada brillante de jugadores de Portugal

Bernardo Silva, André Gomes y André Silva encabezan a la nueva generación de futbolistas portugueses, la cual respalda a Cristiano Ronaldo y al resto de los veteranos de su selección en la Copa Confederaciones.
Alain Arenas
21 junio 2017 0:4 Última actualización 21 junio 2017 5:0
Bernardo Silva, André Silva y André Gomes, tres elementos de la brillante camada juvenil portuguesa. (Alejandro Gómez)

Los tres futbolistas apuntan para ser la base de la Selección de Portugal en el Mundial de 2018. (Alejandro Gómez)

Los primeros recuerdos que tiene Bernardo Silva ligados al futbol son los juegos con el balón en el patio trasero de la casa de su abuela en Lisboa, y la final que perdió la Selección de Portugal -como anfitriona- en la Eurocopa de 2004 contra Grecia. Entonces sólo tenía 10 años y su ídolo era Rui Costa, delantero de aquel equipo. Así lo contó al portal de la UEFA en 2015.

Aquel subcampeonato era el mayor éxito del futbol portugués, comparado, quizá, al título de la Champions League que en ese año obtuvo el Porto al derrotar 3-0 al Mónaco. El buen paso del balompié luso se prolongó hasta el Mundial de Alemania 2006, en el que terminó en cuarto lugar, con el que igualó su mejor actuación en la justa (la otra fue en Inglaterra 1966, con Eusebio como goleador). En ese equipo destacaron Luis Figo, Pauleta, Rui Costa y un joven Cristiano Ronaldo.

Los Mundiales de Sudáfrica 2010 y Brasil 2014 fueron intrascendentes para el país europeo. En la justa africana fue eliminado en octavos de final por España y hace tres años ni siquiera avanzó a la segunda ronda. Cristiano Ronaldo, Bruno Alves y Ricardo Quaresma se quedaron como los emblemas del representativo, que carecía de elementos que lo renovaran.

En 2014 Bernardo Silva ya era parte del Benfica. Había pasado por todas las divisiones inferiores del club, pero sólo registraba ocho minutos de actividad con el equipo mayor. El Mónaco –que logró su regreso a la primera división de honor dos temporadas atrás- lo fichó para apuntalar su nuevo proyecto.

No tardó en adueñarse de un puesto en el 11 titular. Tuvo una buena campaña de debut, que incluyó 10 goles y cuatro asistencias. Su actuación fue suficiente para que fuera convocado para el campeonato europeo Sub-21, que se realizó en República Checa en el verano de 2015. Compartió vestuario con el lateral Raphael Guerreiro y los mediocampistas Joao Mario y William Carvalho, con quienes coincidiría más tarde en el seleccionado mayor en la Copa Confederaciones 2017.

El equipo terminó subcampeón y sólo fue superado en la final por Suecia, en penales. El triunfo le garantizó al cuadro disputar los Juegos Olímpicos de Río 2016, torneo al que no calificaba desde Atenas 2004. Pero el destino de Silva no estaría ligado con la justa olímpica; sí con el cuadro mayor que participó y ganó la Eurocopa de 2016, el título más importante de la Selección. Ahí coincidió con André Silva y André Gomes, otros dos elementos de la brillante camada juvenil portuguesa.

Silva no jugó en clubes infantiles. Firmó a los 15 años con el Porto. Con la Selección disputó en los campeonatos europeos Sub-19 de Lituania 2013 y Hungría 2014, en los que su país terminó en tercer lugar y subcampeón, respectivamente. En 14 juegos entre ambos torneos marcó 11 tantos. Un año más tarde participó en el Mundial Sub-20 de Nueva Zelanda, en el que marcó en cuatro ocasiones.

Gomes, al contrario de los Silva, no tuvo actividad constante con los equipos de límite de edad. Sólo participó en el Europeo Sub-19 que se realizó en 2012 en Portugal, en el que su equipo fue eliminado en primera ronda. Pese a la mala actuación del 11, resaltó como el goleador, al marcar tres tantos.

Tras la eliminación, el mediocampista se enfocó en el Benfica, el club en el que fichó desde los 18 años. Tuvo dos temporadas en las que fue titular –jugó 78 partidos- y llamó la atención del cuadro mayor. El 2014 lo marcó para siempre. En septiembre debutó con la Selección –a la que ha sido convocado desde entonces- y tres meses más tarde fichó por el Valencia por 15 millones de euros.

FIRMADOS DE ÉLITE
Bernardo y Andre Silva fueron firmados en junio de este año por el Manchester City y el Milán, respectivamente. Ambos ficharon hasta el 2022. El ex jugador del Mónaco lo hizo 50 millones de euros, mientras que el otrora atacante del Porto por 30, de acuerdo a información publicada por el diario Marca. André Gomes, el año pasado, llegó al Barcelona hasta 2021 por 35 mde.

Los tres futbolistas –que hoy enfrentarán a Rusia en el segundo partido de la fase de grupos de la Copa Confederaciones- apuntan para ser la base de la Selección en el Mundial del 2018.

PRIMER REVÉS
Portugal perdió 3-1 con España en el torneo europeo Sub-21 que se disputa estas semanas en Polonia. Saul Ñíguez (21’), Sandro Ramírez (75’) e Iñaki Williams (93’) fueron los anotadores para la Furia. Bruma (77’) había acercado momentáneamente a los lusos.