AFTEROFFICE
deportes

Novatos guían décima victoria seguida de Dallas

Los Vaqueros de Dallas encadenaron su décima victoria, un récord de la franquicia en la temporada regular, al vencer este jueves 31-26 a Pieles Rojas de Washington en el día de Acción de Gracias en Estados Unidos.
Agencias
24 noviembre 2016 20:48 Última actualización 24 noviembre 2016 21:4
Los Cowboys (10-1) se consolidaron con la mejor marca de la NFL. (Reuters)

Los Cowboys (10-1) se consolidaron con la mejor marca de la NFL. (Reuters)

ARLINGTON, Texas.- Dak Prescott consiguió un par de touchdowns, el también novato Ezekiel Elliott acarreó el balón para otras dos anotaciones y los Vaqueros de Dallas encadenaron su décima victoria, un récord de la franquicia en la temporada regular, al vencer el jueves 31-26 a los Pieles Rojas de Washington.

El quarterback empató un récord del club, fijado por Don Meredith hace medio siglo, cuando logró su quinto touchdown mediante una carrera.

Los Cowboys (10-1) se consolidaron con la mejor marca de la NFL, pese a las 449 yardas en pases y tres touchdowns de Kirk Cousins, el primer quarterback de los Redskins con dos partidos de 400 yardas en una temporada.

Washington (6-4-1) fue barrido por su rival de la división Este de la Conferencia Nacional, quedando tres juegos y medio detrás de Dallas con cinco jornadas por disputar. También sufrieron su séptima derrota en el Día de Acción de Gracias en ocho partidos ante los Cowboys.

Elliott, el líder de la NFL en yardas por tierra, logró la cuarta anotación en cinco posesiones seguidas que acabaron en touchdown en el segundo tiempo, para darle a Dallas una ventaja 31-19 al promediar el cuarto periodo. El novato de 21 años sumó 97 yardas y totaliza 1.199 en la temporada.

Antes, en el primer partido del Día de Acción de Gracias, el pateador Matt Prater guió la voltereta hacia la victoria de Leones de Detroit en los últimos segundos del cuarto periodo para que ganaran 16-13 a los Vikingos de Minnesota.

Detroit se había ido al descanso con 10-7 pero con dos goles de campo en el tercer cuarto y cuarto periodo los Vikingos habían dado la vuelta, de manera irónica sería con la misma moneda que los locales les pagarían, ya que Prater conectó un gol de campo de 48 yardas.

Posteriormente, con medio minuto para acabar el partido, una intercepción con regreso de 13 yardas puso en posición de nuevo a Prater para conseguir otros tres puntos ahora de 40 yardas y concretar el triunfo.