AFTEROFFICE
DEPORTES

"No tengo estudios de motivador": El Chelís

El director técnico de Puebla José Luis Sánchez Solá asegura que, para motivadores, ahí está el escritor Carlos Cuauhtémoc Sánchez. “Si sé o no sé, ¿entonces por qué no me preguntan de futbol?", cuestionó El Chelís. 
Francisco Arredondo
02 septiembre 2014 21:48 Última actualización 03 septiembre 2014 22:34
José Luis Sánchez Solá asegura que no es un motivador de jugadores. (Foto: Cuartoscuro)

José Luis Sánchez Solá asegura que no es un motivador de jugadores. (Foto: Cuartoscuro)

Con su peculiar estilo de ser y su forma especial de abordar todos los temas, José Luis Sánchez Solá, mejor conocido como El Chelís, quien está de regreso en el banco de la Franja del Puebla, advierte que más allá de ser un motivador para sus jugadores, se preocupó por estudiar y ser un entrenador de futbol a toda ley.

“Si no creen que soy técnico, pues entonces que entrene Miguel Ángel Cornejo, él sí es un gran motivador; o el señor Cuauhtémoc Sánchez, el que escribe los libros, otro gran motivador. Es una forma muy fácil de faltar al respeto con esas afirmaciones y poco se habla de futbol”, sostuvo el estratega poblano.

“Si sé o no sé, entonces por qué no me preguntan de futbol y ahí podrían evaluar qué tan imbécil soy en la dirección técnica y qué tan silvestre soy en la motivación, porque no tengo estudios de motivador”.
En su reaparición en la Liga MX el fin de semana pasado consiguió una victoria ante Monarcas Morelia, resultado que desde su idea es simplemente una labor entendida y ejecutada por su plantel.

“Obviamente que no hay equipo en el mundo que requiera de la motivación, todos los grandes estrategas de lo primero que te hablan es de la cabeza del jugador”, destacó Sánchez Solá.

“Lo verdaderamente importante es que el jugador, en este caso el futbolista del Puebla, ojalá siga respondiendo a lo poquito que les pueda decir El Chelis, y así van a estar mejor porque van a cumplir con sus objetivos y el aficionado va a tener una identificación con su equipo”.
El Chelís, quien tuvo que esperar cuatro años para ser una vez más el técnico de los Camoteros, señaló que nadie lo puede tachar de ser un improvisado en el balompié, y mucho menos vender la idea de que sólo se trata de un personaje que basa sus fórmulas de trabajo en dinámicas grupales.

Tras salir del cuadro poblano en 2010 por problemas con el anterior dueño del equipo, Ricardo Henaine, continuó ligado al futbol, lo mismo como comentarista que como estratega de clubes como Correcaminos, en el Ascenso MX; Chivas USA, en la MLS; Estudiantes Tecos y el Veracruz en el Clausura 2014, al que salvó del descenso.

El entrenador finalizó con un mensaje contundente, al afirmar que su promesa es presentar en cada jornada un equipo de lucha y entrega que logre finalmente el objetivo principal. “Prometo un equipo aguerrido y la salvación”, expresó el DT.