AFTEROFFICE
CULTURAS

No podemos vivir sin leer: Alberto Manguel 

El ganador del Premio Fomentor de las Letras 2017 aseguró en la FIL de Guadalajara que se lee para sobrevivir, y que aquellos que leen la naturaleza y el mundo, no pueden vivir sin leer.
Notimex
28 noviembre 2017 17:35 Última actualización 28 noviembre 2017 17:36
Alberto Manguel

(Cuartoscuro)

Autor que a través de las letras y humanidades ha encontrado una vía de realización personal y la oportunidad de encuentro con el otro, el escritor argentino-canadiense Alberto Manguel (1948) está convencido de que “no podemos vivir sin leer”.

Amable, cordial y sincero, el ganador del Premio Fomentor de las Letras 2017 conversó con la prensa previo al homenaje que esta noche recibirá en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara (FIL), reflexionó en torno a los libros y consideró no merecer el galardón que recibió en septiembre pasado.

“Cuando me anunciaron que yo había sido elegido para el Premio Fomentor me pareció una broma. No podía creerlo, sobre todo por el prestigio del premio. No es causa y modestia, sino criterio del lector, considerar para mí, que no me corresponde el lugar de esa estantería de autores que empieza con Jorge Luis Borges y Samuel Beckett.

“Agradezco este premio y lo acepto a condición de que se sepa, como un desafió a merecerlo en el futuro, con algún escritor que todavía no se me ha presentado, pero que intentaré lograr y seguiré escribiendo y quizás la suerte me depare alguna página que merezca el premio”, expresó.

1
 

 

Alberto Manguel


También habló sobre una supuesta desaparición del libro impreso, “los que dicen que el libro se ha acabado, que el libro impreso será reemplazado por el electrónico, que los ciudadanos no leen más, son necrológicos que no tienen sentido”.

“Ese muerto no existió, no existe y no existirá, la literatura sigue viva, los lectores siguen vivos porque necesariamente leemos para sobrevivir, somos animales lectores y de una forma u otra, siempre estamos leyendo libros, los que leemos la naturaleza, los que leemos el mundo, no podemos vivir sin leer”, sostuvo el actual director de la Biblioteca Nacional de la República de Argentina.

El intelectual que aprendió de Jorge Luis Borges que la lectura no es una actividad pasiva, sino parte del proceso de construcción de la cultura compartió que en el Vaticano hay un código azteca del año 1524 que recoge ciertos poemas que pertenecen a la estantería de los clásicos de la biblioteca universal, y uno de esos poemas dicen que los que vuelven a las páginas de los libros, son los que nos guían y muestran el camino.

No hay nada, dijo Manguel, que el escritor pueda hacer para influir en esa decisión, “somos los lectores los que creamos los clásicos, somos los lectores lo que damos la inmortalidad a las páginas que elegimos y este poeta sabía que somos los lectores lo que mostramos el camino”.

Sobre su presencia en la FIL agradeció por la buena estancia que ha tenido, “estamos en la feria del libro más importante en el mundo; Guadalajara ha creado un lugar de reunión, de lectores, escritores, editores, todos los que se mueven alrededor del libro y sobre todo, con una generosidad enorme hacia culturas que no son necesariamente de Guadalajara. Cuando vengo a la FIL que ustedes son la prueba de la fuerza del lector, y de la sobrevivencia del libro”, concluyó.