No cualquier ideal es valioso: Mario Campaña
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

No cualquier ideal es valioso: Mario Campaña

COMPARTIR

···
After Office

No cualquier ideal es valioso: Mario Campaña

En una sociedad de señores, el ensayista ecuatoriano describe en su más reciente ensayo, la cultura de la grandilocuencia que tiene en jaque a las democracias.

Mauricio Mejía
26/01/2018
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Libro urgente porque la democracia, que muchos creyeron puerto de llegada, se encuentra en entredicho. Ya en el postiempo, cuando no tienen piso las ideas revolucionarias ni las ambiciones de la ilustración, cuando todo se ha venido para abajo, la discusión se cierne sobre menos imperfecto de los sistemas políticos. Hay algo que huele mal en el estado de las cosas: la ausencia de lenguaje, las palabras han dejado de decir lo que solían y las acciones sociales se pierden en el llamado solucionismo oportuno, fácil y ramplón. Ha llegado el momento de olvidarse de la ingenuidad de que el progreso era una meta. Los promotores democráticos se olvidaron de la cultura democrática. Y ¿quién podrá salvar el barco en medio del naufragio?

___Su tema es el pensamiento, Occidente, Grecia, la humanidad. En esta idea de posdemocracia, ¿qué papel juegan los ideales, el lenguaje y los héroes?

___Lo que yo llamo ideales podríamos describirlo de manera más gráfica como objetivos o metas. De lo que se trata es de identificar cuáles son los resortes de la conducta de los ciudadanos hoy. Me interesa la democracia de hoy y los resortes de su conducta, de sus relaciones, de sus sentimientos, de sus pensamientos. Los líderes y los héroes, de alguna manera, son la expresión de una cultura señorial.

___ De pronto vemos antihéroes como Donald Trump. Pero también los hay en Latinoamérica y Europa. La corrupción parece gobernarlo todo, sobre todo las ideas...

___Tengo ciertos problemas con la función del héroe y del ideal, en la medida en que se pueda atribuir un signo positivo o negativo a éste. El ideal de Hitler, ¿cuál era? No podemos suscribirnos a él. No cualquier ideal es valioso para una sociedad. De hecho, mi libro llama la atención sobre los ideales perniciosos de esta cultura señorial. Son los ideales que encarnan el presidente de Estados Unidos y muchos políticos populistas más. Los ideales que encarnan los señores en realidad son un gran problema para la democracia. Nosotros como pueblo necesitamos ideales más pequeños. La cultura que yo intento describir en mi obra es la cultura grandilocuente, de los grandes, que implica una ética de la dominación. Y eso no trae bienestar ni felicidad a las sociedades.

,
1
Una sociedad de señores. Dominación moral y democracia

Año: 2017
Sello: Jus Ediciones
Precio: 314 pesos

Una sociedad de señores. (Especial)
,

___ México se encuentra en campañas electorales, los candidatos promueven promesas que saben que son irrealizables, nada más populista que un lenguaje que no dice nada, solo caricias simples...
___ Tenemos un problema de lenguaje. Y este problema podría ser descrito como la estrategia a utilizar un seudolenguaje democrático. Es una estrategia de triunfo y de dominación. Los políticos buscan el triunfo para dominar. Esto se hace para obtener prestigio. La democracia, pese a todo, tiene cierto prestigio. Hoy cualquiera se autodefine como demócrata, como incluyente, como tolerante. Ciertas categorías adquieren un prestigio y entonces el empresario, el político profesional o los ciudadanos aprobamos y utilizamos las estrategias de engaño.

___Ahora pensemos en los votantes. México es un país en el que solo una parte de su territorio pasó la Ilustración. ¿Cómo reacciona esta anti Ilustración ante el populismo y el falso Mesías?
___La Ilustración, un movimiento que respeto, nunca puso en duda la cultura del señor. Tampoco se trata de volcarnos hacia la Ilustración. El gran problema no es que no hayamos seguido siendo una sociedad ilustrada. Posiblemente nos hubiera ido mejor. Pero hubiéramos tenido las mismas taras del proceso señorial. Porque las sociedades ilustradas, como las europeas, también tienen el problema señorial. La Ilustración no ha librado a nadie, no nos libró antes, ni nos librará ahora de los problemas que tiene la democracia. La democracia padece una gran desafección de parte de los ciudadanos, pero no por la falta de Ilustración.

___¿Cómo perfeccionamos nuestra débil cultura democrática en América Latina?
___Hay que insistir en la democracia. Esas tentaciones de abandonarla, que campean por todas partes con los anticapitalistas, son equivocadas. No nos rompamos. No hay que insistir en la democracia de las instituciones, sino en la cultura democrática a través de la movilización de la sociedad civil y el desarrollo de un pensamiento crítico.

,