AFTEROFFICE
buena vida

Niuyorquina: Manhattan se acerca

El restaurante bar Niuyorquina llega a conquistar el paladar mexicano con sabores y platillos que sólo el estilo de la ciudad de Nueva York ofrece en cada uno de sus rincones. El dueño de este novedoso concepto es el chef Azari Cuenca
Tania Caldiño
20 julio 2014 22:21 Última actualización 21 julio 2014 16:48
La especialidad de la casa es la coctelería a base de agua quinas, de la gama Premium, y el dueño es Azari Cuenca. (Edgar López)

La especialidad de la casa es la coctelería a base de agua quinas, de la gama Premium, y el dueño es Azari Cuenca. (Edgar López)

Con un ambiente lleno de música, bombillas vintage y tapices del New York Times, el restaurante bar Niuyorquina llega a conquistar el paladar mexicano con sabores y platillos que sólo el estilo de la ciudad de Nueva York ofrece en cada uno de sus rincones.

Al entrar, se tiene la certeza de estar en un clásico bar de Brooklyn. Su decoración industrial está llena de tubería galvanizada expuesta, vigas de acero remachado y luces tenues. La decoración estuvo a cargo de los arquitectos Rubén Bross y Alejandro Martínez.

“El concepto surge a partir de una idea en equipo, queríamos que sonara muy latino por eso decidimos ponerle Niuyorquina. La “q” nos parecía muy sensual y femenina. Nueva York no cuenta con gran participación en la Ciudad de México, así que pensamos que el restaurante bar era el indicado para darle presencia a partir de un diseño auténtico, desde su comida hasta un ambiente fino”, comenta en entrevista el chef y dueño Azari Cuenca.

1
Clásico bar de Brooklyn en el DF.

Su decoración industrial está llena de tubería galvanizada expuesta, vigas de acero remachado y luces tenues.

Bar

La Gran Manzana se aprecia en cada rincón del lugar. El menú en forma de gacetilla invita a probar un distintivo hot dog neoyorkino, etiqueta de la casa, el trío de hamburguesitas, alitas de pollo, cebollas croacantes, pizzas crujientes y los clásicos pepinillos, que son preparados de manera artesanal; todo es acompañado del ingrediente favorito del chef, su salsa secreta.

La especialidad de la casa es la coctelería a base de agua quinas, de la gama Premium, de diferentes orígenes y sabores que se mezclan de forma original en tragos clásicos y nuevas propuestas. Los precios van desde los 80 pesos en adelante.

“El agua quina es un gran mezclador abandonado; la mejor boda es un ginebra con una quina, pero comprobamos que una quina puede quedar perfecta con un ron, un vodka y hasta con un mezcal. Hicimos auténticas mezclas para darle un nuevo giro a estas bebidas, por ejemplo, el Niuyorquina Gin, el coctel de la casa, a base de licor de Raspberry, agua quina, frutos rojos, gin y un ingrediente secreto para darle un delicioso toque final”, platica Azari.

Niuyorquina se ubica en la Condesa, está abierta al público de las 2 de la tarde hasta las 2 de la mañana. Es un restaurante bar donde se puede pasar un rato agradable, oyendo música de DJ, funk o electrónica. Es el lugar indicado para conocer un pedacito de la ciudad de los rascacielos.

1
La decoración estuvo a cargo de los arquitectos Rubén Bross y Alejandro Martínez.

Niuyorquina se ubica en la Condesa, está abierta al público de las 2 de la tarde hasta las 2 de la mañana. Es un restaurante bar donde se puede pasar un rato agradable.

Bar