AFTEROFFICE
CULTURAS

Obras de Nishizawa multiplican su valor hasta por 10

A 4 días de su fallecimiento, las obras del pintor mexicano Luis Nishizawa se vendieron como pan caliente en la Casa de Subastas Morton de la Ciudad de México. La obra más cara alcanzó los 517 mil 440 pesos, un récord en la historia del artista.
Eduardo Bautista
02 octubre 2014 21:44 Última actualización 03 octubre 2014 5:0
"Valle de México". Temple sobre lino sobre madera. 80 x 122.5 cm. Ésta es la obra más cara en la historia del artista. (Cortesía Morton)

"Valle de México". Temple sobre lino sobre madera. 80 x 122.5 cm. Ésta es la obra más cara en la historia del artista. (Cortesía Morton)

El reciente fallecimiento del pintor mexicano Luis Nishizawa detonó el precio de sus obras casi 10 veces más en el mercado de subastas. Volcanes se vendió el miércoles en 246 mil 400 pesos, cuando el precio de salida era de sólo 25 mil.

“Las ofertas subieron considerablemente. Valle de México se ofreció en 260 mil, pero se acabó vendiendo en 517 mil 440 pesos, un récord en la historia del artista”, señaló en entrevista con EL FINANCIERO
Vivian Gorinstein, gerente del departamento de Arte Moderno y Contemporáneo de Morton Casa de Subastas, donde se llevó a cabo la puja.

Lo mismo sucedió con Paisaje, subastado en 29 mil 568 pesos (5 mil en precio de salida); Cerro del Tesoro No. 2 se vendió en 197 mil 120 pesos (75 mil en precio de salida) y una serigrafía sin título, en 12 mil 320 pesos (5 mil en precio de salida).

No obstante, acotó, esta alza en los precios es sólo “un pico” y no una señal verdadera del encarecimiento constante de las obras del paisajista mexiquense. “Históricamente, cuando mueren los artistas, no necesariamente suben sus obras. Puede que en los días posteriores sí se dé un efecto momentáneo, pero esto no es determinante en el mercado a largo plazo”.

Lo que sí sucede, dijo, es que cuando un creador fallece, los coleccionistas están más atentos a la producción de éste. Prueba de ello, refirió, fue el alto precio que también alcanzó Regresando, obra de Eva Zepeda, la actual viuda del pintor. Su precio de salida era de 5 mil pesos, pero tras la subasta alcanzó los 24 mil 320.