AFTEROFFICE
deportes

Nishikori baja a Murray del Abierto de EU 

El tenista japonés Kei Nishikori superó este miércoles en cinco sets al británico Andy Murray para clasificar a las semifinales del Abierto de Estados Unidos, por lo que quedó a un paso de repetir la hazaña de 2014.
Agencias
07 septiembre 2016 19:4 Última actualización 07 septiembre 2016 19:15
Nishikori había perdido siete de sus ocho partidos previos contra Murray, incluyendo el más reciente en Río 2016. (AP)

Nishikori había perdido siete de sus ocho partidos previos contra Murray, incluyendo el más reciente en Río 2016. (AP)

NUEVA YORK.- El ruido ensordecedor del sistema de parlantes del estadio Arthur Ashe. Una mariposa que no quería irse de la pista. Una interrupción por lluvia. Varias cosas fastidiaron este miércoles a Andy Murray en el Abierto de Estados Unidos al sucumbir 1-6, 6-4, 4-6, 6-1, 7-5 ante Kei Nishikori en un entretenido duelo de cuartos de final.

Tras el incidente del estruendo en el cuarto set, el escocés Murray perdió siete games seguidos dejando escapar un partido que a todas luces tenía bajo su control.

A Murray, el segundo preclasificado y campeón del torneo en 2012, no le gustó para nada la decisión de Marija Cicak, la juez de silla, de interrumpir el partido tras el ruido, similar al de un platillo oriental, en el estadio.

Todo ocurrió con Murray en ventaja de dos sets a uno y con una bola de quiebre a su favor con el cuarto set igualado 1-1. Cedió los siguientes tres puntos para perder el game y siguió discutiendo con Cicak durante el cambio de lado.

También conversó con el supervisor del torneo, pudiendo escucharse cuando le decía que lo suscitado no era "justo".

Murray, quien llegó a Nueva York precedido con un sensacional par de meses en los que conquistó su segundo título de Wimbledon y repitió como campeón olímpico en los Juegos de Río, acabó perdiendo el set y quedó abajo 2-0 al iniciar el quinto. Y en medio de eso, una necia mariposa que se posó sobre la red.

Según la Asociación de Tenis de Estados Unidos, el problema del ruido fue causado por un fallo del procesador de audio digital, y que el artefacto sería reemplazada para la sesión nocturna.

Murray logró reaccionar en el último set. Quebró el saque del japonés, ganó tres games en fila y se puso arriba 5-4. Pero no pudo llevarse otro game ante Nishikori, subcampeón en Flushing Meadows hace dos años.

Empatados 5-5 y 30-3, Murray cometió una doble falta y Nishikori no desaprovechó la oportunidad de quiebre con una definición de volea.

Frustrado, Murray azotó la red con su raqueta. Tras el cambio de lado, Murray procedió a sentenciar su triunfo al cabo de casi 4 horas. Un final abrupto para el que había sido el mejor tramo de tenis del británico, quien había alcanzado siete finales consecutivas antes del US Open.

Y un desenlace distinto para el japonés, que había perdido siete de sus ocho partidos previos contra Murray, incluyendo el más reciente en Río 2016.

Su rival de turno saldrá del victorioso del partido que en la noche del miércoles disputaban el argentino Juan Martín del Potro, el campeón de la edición de 2009, y el suizo Stan Wawrinka. La otra semifinal pautada para el viernes será entre el serbio y número uno mundial Novak Djokovic ante el francés Gael Monfils (10).

EN EL RAMO FEMENIL
A primera hora, la checa Karolina Pliskova dominó con su saque y arrolló a la croata Ana Konjuh para meterse en las semifinales del cuadro femenino.

Pliskova, décima preclasificada, perdió apenas un punto con su saque y se impuso 6-2, 6-2 en 57 minutos. Su próxima oponente será la ganadora del partido nocturno entre la favorita Serena Williams y la quinta preclasificada Simona Halep.

Pliskova llegó al US Open como la única mujer del Top 20 del ranking que jamás había alcanzado unos octavos de final de un torneo de Grand Slam. Ahora, la checa de 24 años superó por mucho esa barrera y elevó su nivel desde que conquistó el título en el torneo de Cincinnati, donde venció en al final a la segunda del ranking mundial Angelique Kerber.

Konjuh no había superado la tercera ronda de un major antes de este torneo.

>