AFTEROFFICE
culturas

Nieto de Jorge Negrete se lanza a la ópera

Heredero de El Charro Cantor, Jorge Negrete, su nieto, Rafael además de su gusto por la música vernácula, le agrada la ópera y la zarzuela.
Rosario Reyes
25 noviembre 2015 22:39 Última actualización 26 noviembre 2015 5:0
Rafael Negrete.

Me acoplo muy bien al repertorio verista, que se llama así porque en italiano vero quiere decir verdadero, dice el músico. (El Financiero)

Rafael Negrete, heredero de una de las más grandes voces nacionales, ha combinado el repertorio popular mexicano con la música culta. Posee una tesitura de tenor lírico spinto, un registro muy cercano al tenor dramático.

Si bien ha desarrollado su trayectoria principalmente como cantante vernáculo, bajo el nombre de Rafael Jorge Negrete, con el que ha grabado discos como Canciones con mariachi y Se me olvidó que te olvidé, también ha cantado comedia musical, opereta y zarzuela, y en los últimos dos años se ha enfocado más en la ópera: participó en el montaje de Payasos , de Leoncavallo, en el Festival de Tabasco 2014 y ha ofrecido varios recitales en México y Estados Unidos.

Nacido en el seno de una familia artística, su padre fue Manuel García y su madre es Diana Negrete Crochet, hija del charro cantor, Jorge Negrete. Estudió en el Conservatorio Nacional de Música y tras graduarse cursó un posgrado en la Universidad de Arte Dramático Mozarteum, de Viena. Allá obtuvo la beca Rektor stipendium y, para complementar sus ingresos, cuenta que cantaba tangos en bares y restaurantes de la frontera entre Austria y Alemania. Al mismo tiempo, comenzó a interpretar repertorio clásico como barítono y, a partir de 2014, cambió su registro a tenor.

“Me acoplo muy bien al repertorio verista, que se llama así porque en italiano vero quiere decir verdadero, sería equivalente al realismo en el teatro”, explica el cantante.

Precisamente en ese corte estilístico, el viernes y el domingo próximos interpretará a Mario Cavaradossi en la puesta de Tosca, de Puccini, que presenta la Ópera de Coahuila, en Saltillo -un título que también se monta en el DF, con una nueva producción de la Compañía Nacional de Ópera del INBA a partir de hoy, en el Palacio de Bellas Artes.

Es una obra maravillosa de principio a fin; la música se considera en muchos sentidos un antecedente de los soundtracks de las películas, porque va presentando atmósferas y sentimientos de una forma muy clara”, detalla el tenor.

Rafael Negrete forma parte del espectáculo Tenorissimo -que recupera el concepto de Los Tres Tenores- junto a José Luis Duval y Mauro Calderón, con el que tendrá una presentación en diciembre, en el DF, donde también le espera el escenario del Palacio del Arzobispado: el 5 de diciembre protagonizará Madamma Butterfly, de Puccini, en concierto, y al día siguiente una selección de arias de ópera.