AFTEROFFICE
deportes
Arturo Olivé, director general NFL México

NFL, un puente entre México y Estados Unidos

Para Arturo Olivé, tanto el futbol americano como la NFL se han dedicado a crear puentes entre ambas naciones, y afirmó que el objetivo de 2017 es repetir la buena organización del juego del año pasado.
Alain Arenas | Mauricio Mejía
21 agosto 2017 22:45 Última actualización 22 agosto 2017 5:0
Arturo Olivé

(Especial)

Cumplió nueve años al frente de la oficina local de la Liga de futbol americano de Estados Unidos. Recuerda que cuando llegó la primera petición que le hizo a los directivos en Nueva York fue que llevaran partidos a territorio nacional. Lo miraron incrédulo, porque el último había sido en 2005, cuando los Cardenales de Arizona derrotaron 31-14 a los 49’s de San Francisco.

El convenio en el que la NFL dispute partidos en territorio nacional concluye en 2018, año en el que también se desarrollarán elecciones presidenciales y para elegir al Jefe de Gobierno de la Ciudad de México. Ambos gobiernos fueron fundamentales para impulsar estos encuentros.

___¿Un cambio de gobernantes afectará la renovación
del contrato?

___No. Con el partido de 2016 y el de este año hemos impulsado la marca México e incrementamos el turismo en la capital. La cantidad mínima que necesitamos para hacer rentable este espectáculo es de14 mdd y lo hemos superado con creces. Son argumentos suficientes para que los gobernantes, de cualquier partido político, apoyen.

___La NFL es popular en México sin una plataforma deportiva, ¿por qué?
___Impulsamos la Liga con jugadores mexicoamericanos, porque no hay elementos nacionales. Pero el origen de la popularidad de la NFL se debe a cuando se empezaron a transmitir los juegos en el país en la década de los 70. Televisa y Canal 13 transmitieron los juegos de Vaqueros y Acereros cuando ambos vivían su mejor época. Fue ahí cuando se creó la primera base de sólida de aficionados mexicanos. Ambas escuadran se mantienen como los más populares del territorio nacional por lo anterior.

___¿Qué opina de la posible extensión de contrato de Roger Goodell?
___La renovación del Comisionado sería positiva para México. Gracias a él regresaron los partidos al país. Desde que lo conocí tuvimos buena relación. Aceptó mis iniciativas para que los programas -como el tochito bandera o los campamentos con ex jugadores- se hicieran realidad. También tuvo el acierto de ensuciarse las manos cuando era necesario.

___¿A qué se refiere?
___A las sanciones a jugadores y equipos. Ejemplos sobran: castigó un año al programa de recompensas por lesionar rivales de los Santos de Nueva Orleans (2012) y sancionó cuatro juegos a Tom Brady por la polémica de los balones desinflados (2016). Demostró que nadie está sobre las reglas y que habrá consecuencias graves si se infringen.

Colin Kaepernick inició una serie de protestas la temporada pasada cuando se arrodilló mientras se entonaba el himno estadounidense para repudiar la violencia racial. El quarterback rescindió, por común acuerdo, su contrato con los 49’s de San Francisco al final de la campaña pasada, con lo que se convirtió en agente libre. Sin embargo, no ha sido contratado a falta de dos semanas que inicie la temporada regular.

Nuestros objetivos al alcance es repetir la buena organización del juego del año pasado y tener varios partidos en el país en una misma temporada. Queremos emular lo que logró Reino Unido, que actualmente tiene cuatro por año


___¿Por qué no encuentra un nuevo equipo?
___No es por un tema racial, la decisión obedece, aparentemente, al bajo rendimiento que demostró en los últimos partidos de la campaña pasada. Es por eso que los otros equipos no le dan una oportunidad, según lo que reporta la prensa estadounidense.

___¿Cómo les afecta el discurso del Donald Trump contra
los mexicanos?

___Los que conformamos la oficina de la Liga en México estamos atentos a los tuits del presidente de Estados Unidos, debido a que un comentario negativo podría afectar económicamente al partido; por ejemplo, una baja asistencia de los turistas de EU. Sin embargo, el futbol americano y la NFL se dedican a crear puentes donde no los hay. La Liga quiere crear un lazo de unión entre ambas naciones. Un buen inicio son estos encuentros.

___¿Cómo eligieron los equipos que jugarán el 19 de noviembre?
___La Liga nos mostró una lista con 30 posibles partidos. Patriotas de Nueva Inglaterra contra Raiders de Oakland fue mi primera elección. Algunos colegas me dijeron que iba a ser complicado que se aprobara, porque ambos habían calificado a la postemporada pasada, porque los malosos habían jugado en México en 2016 y porque los Pats son los vigentes campeones. Tiempo después me enteré que había sido aprobada la petición. Estoy orgulloso, porque jugarán dos de los equipos más populares en el país.

El directivo sostiene que el encuentro de 2018 tendrá una dificultad adicional, debido a que el Cruz Azul disputará sus juegos como local en el Estadio Azteca. Dice que el campo y las instalaciones recibirán un uso extra y que deberán adaptarse para sobrellevar esos inconvenientes.

___¿Otros estadios pueden albergar juegos de NFL?

___Actualmente, no. El Azteca es el único que cuenta con un aforo mayor a 60 mil asistentes, una red adecuada de Internet y los palcos necesarios que exige la Liga. La realidad es que ni el de Rayados y Chivas podrían albergarlo porque les falta alguno o varios de estos elementos. Los directivos de Tigres se nos acercaron para saber los requisitos, porque quieren que su nuevo estadio pueda. Es improbable que lo puedan hacer en un futuro cercano, por la tardanza de la construcción que tiene la obra.

___¿Es probable que se establezca una franquicia en el país?
___Es una posibilidad lejana, aunque los directivos de la NFL y nosotros en México tenemos planeado que se dé a largo plazo. Nuestros objetivos al alcance es repetir la buena organización del juego del año pasado y tener varios partidos en el país en una misma temporada. Queremos emular lo que logró Reino Unido, que actualmente tiene cuatro por año.