AFTEROFFICE
deportes

NFL investiga a Patriotas por balones desinflados

La NFL investiga a los Patriotas de Nueva Inglaterra por supuestamente desinflar los balones usados en el partido por el título de la Conferencia Americana contra los Colts. 
AP
19 enero 2015 19:37 Última actualización 19 enero 2015 20:7
Tom Brady lanzó pases para tres touchdowns y el corredor LeGarrette Blount acumuló 148 yardas y otras tres anotaciones. (AP)

Tom Brady lanzó tres pases para touchdowns, y el corredor LeGarrette Blount acumuló 148 yardas y tres anotaciones. (AP)

La NFL investiga si los Patriotas desinflaron los balones usados el domingo en su partido por el título de la Conferencia Americana, en el que vencieron a los Potros de Indianápolis. "Estamos revisando el asunto", dijo el portavoz de la liga Brian McCarthy en un correo electrónico este lunes. "En este momento no tenemos nada qué agregar".

La investigación fue dada a conocer por el cibersitio de la televisora WTHR-TV en Indiana, que citó una fuente anónima. "Cooperaremos absolutamente en todo lo que la liga quiera, con todas las preguntas que hagan", dijo hoy el entrenador de los Patriotas Bill Belichick en su conferencia telefónica habitual con periodistas.

Los Patriotas han estado bajo la lupa por supuestas violaciones a las reglas de la NFL en el pasado, principalmente por el vergonzoso caso de 2007, cuando se les sancionó por filmar ilegalmente las señales que usaban los entrenadores de los Jets de Nueva York. A Belichick se le multó con 500 mil dólares, y al equipo con 250 mil, además de despojarlo de su primera selección del draft universitario en 2008.

Las reglas de la NFL señalan que es responsabilidad del equipo local disponer de balones apropiados para el partido en todo momento. Cada equipo lleva 12 ovoides y el equipo local debe contar con otros 12 para usarse en caso necesario. Una vez que los árbitros se cercioran de que los balones tienen la presión de aire necesaria se entregan a los asistentes encargados de éstos, designados por el equipo local.

El manual de operaciones de la liga señala que "si alguien altera los balones o si uno no aprobado se emplea en un partido, la persona responsable, o en dado el caso, el entrenador o el equipo serán sujetos a sanciones, entre ellas una multa de 25 mil dólares". Un balón desinflado puede modificar la forma en que viaja por el aire al ser lanzado o la forma en que se le puede sujetar.

En el desigual duelo del domingo el quarterback de Nueva Inglaterra Tom Brady lanzó pases para tres touchdowns y el corredor LeGarrette Blount acumuló 148 yardas y otras tres anotaciones para que avanzaran a su sexto Super Bowl en los últimos 14 años. Andrew Luck, mariscal de campo de los Colts, tuvo su peor partido como profesional al conectar apenas 12 de 36 pases para 126 yardas de avance sin touchdowns y con dos interceptados.

En su participación semanal en un programa de radio, Brady dijo que no sabía del asunto. "Creo que a estas alturas ya he escuchado de todo", dijo riendo. El quarterback de Nueva Inglaterra no quiso ahondar mucho sobre el tema, pero sí definió de “ridículas” las acusaciones que se hicieron en contra de su equipo por esta situación.