AFTEROFFICE
REFLECTOR

Natalie Portman debuta como directora en Cannes

La actriz israelí debutó como directora en el Festival Internacional de Cine de Cannes, con la película "A Tale of Love and Darkness", una adaptación del libro autobiográfico del escritor Amos Oz. 
AP
15 mayo 2015 19:34 Última actualización 15 mayo 2015 19:41
Natalie Portman en la alfombra roja de Cannes. (Reuters)

Natalie Portman en la alfombra roja de Cannes. (Reuters)

CANNES, FRANCIA.— Por segundo año consecutivo, el Festival de Cine de Cannes presenta la ópera prima de una estrella de Hollywood. Esta vez se trata del primer largometraje dirigido por Natalie Portman:
A Tale of Love and Darkness.

Adaptado de una novela autobiográfica del escritor israelí, Amos Oz, el filme es una ambiciosa pieza de época que retrata el nacimiento del estado de Israel y la iniciación de un chico a las realidades de la decepción y la muerte.

Portman, nacida en Israel, también escribió el guion y actúa en la película hablada en hebreo como la madre del niño, Fania, una mujer sofisticada y creativa cuyos sueños no pueden resistir la agotadora realidad del día a día.


La película de Portman se exhibe fuera de competencia en Cannes, al igual que lo hizo el filme de Ryan Gosling. Lost River, el año pasado.

A Tale of Love and Darkness no generó entre la crítica una respuesta tan fuerte como Lost River, un cuento de hadas barroco urbano calificado en general como un ambicioso fracaso.

El filme de Natalie Portman, una adaptación respetuosa con un vívido sentido del lugar pero personajes menos memorables, recibió un aplauso leve en su presentación del viernes, previo a su función de gala del sábado.

Robbie Collin, del Daily Telegraph de Gran Bretaña, tuiteó que la película era seria y "completamente respetable", mientras que Peter Debruge de Variety dijo que el filme "tristemente empático carece de la universalidad que hizo (del libro) un fenómeno internacional".

Portman, de 33 años, volverá a la actuación como Jacqueline Kennedy en Jackie, dirigida por el chileno Pablo Larraín, sobre los días que siguieron al asesinato de John F. Kennedy en 1963.