AFTEROFFICE
culturas

Nadie puede vivir con un monstruo punk

El director Mario Mendoza realizó un documental sobre la breve trayectoria de Size, legendaria banda de punk, new wave y tecno pop que hoy a las 19:00 horas se presentará en su versión final en la Fonoteca Nacional.
Rosario Reyes
03 agosto 2015 21:29 Última actualización 04 agosto 2015 5:0
La Fonoteca Nacional presentará el documental de Mario Mendoza "Nadie puede vivir con un monstruo". (Cortesía)

La Fonoteca Nacional presentará el documental de Mario Mendoza "Nadie puede vivir con un monstruo". (Cortesía)

Interesado por el fenómeno de que una banda que dejó de existir hace más de 30 años siga siendo objeto de culto en México, el director Mario Mendoza realizó un documental sobre la breve trayectoria de Size, legendaria banda de punk, new wave y tecno pop que hoy a las 19:00 horas se presentará en su versión final en la Fonoteca Nacional.

Size abrió camino para el movimiento Rock en tu idioma en tiempos en los que las agrupaciones tenían que tocar en circuitos subterráneos. Integrado por Dennis Sanborns (Walter Schmidt), This Grace (Carlos Robledo), Dean Stylette (Alfonso Moctezuma) y el vocalista Illy Bleeding (Jaime Keller), quien falleció en el año 2010, el grupo estuvo vigente de 1979 a 1984.

“Tocábamos en pequeños lugares, aunque no había ya el ambiente de persecución que quedó como consecuencia del festival de Avándaro. Eran los ochenta y había una cierta apertura incluso en espacios culturales”, dice Walter Schmidt, quien mantiene junto a Robledo y Moctezuma el grupo Decibel, que surgió en la misma época.

El músico defiende su condición alternativa pues su propuesta dice, no es para los grandes públicos. “Tenemos un pequeño nicho, pero son seguidores muy fieles que nos han seguido durante cuarenta años, Size queda en medio, quisimos hacer una música más accesible, más comercial y fue una fiesta eterna, porque en los ensayos llegaban nuestros amigos y diario era un concierto”.

Recientemente, Decibel ha musicalizado películas de Georges Melies y lanzó un disco, además de escribir e interpretar el score de una cinta iraní que se filmó en Oaxaca y está en postproducción. Size, que grabó el Lp The Size en 1980 y el maxi sigle El diablo en el cuerpo/La cabellera de Berenice 12 en 1984, no se ha vuelto a juntar ni piensa hacerlo.

El punk en Europa, recuerda Walter Schmidt, tenía como logotipo la hoz y el martillo, porque consideraba a los músicos como trabajadores y en México compartían esa idea. “El también llamado rock en oposición presentaba a los músicos como obreros, en contra del star system porque la mayoría producía su propia música, sin contar con una trasnacional que les dijera cómo hacerlo”.

Aunque aquí, agrega el también periodista musical, más que integrarse al movimiento punk, “nos sentimos identificados y creímos que podíamos hacer lo nuestro. Illy venía de Canadá donde tuvo un grupo punk, yo lo conocí por los músicos de Dangerous Rythm y él tenía todo un concepto escénico que sorprendió en esos tiempos”.

Walter Schmidt, Carlos Robledo y Alfonso Moctezuma, tres de los cuatro integrantes originales de Size, acudirán esta noche a la Fonoteca Nacional para la presentación del documental de Mario Mendoza Nadie puede vivir con un monstruo, título de un álbum del grupo que no llegó a editarse en una sesión conducida por el periodista y promotor Ricardo Bravo.