AFTEROFFICE
ESPECTPACULOS

Nací para hacer reír:
Alejandro Suárez

En entrevista con EL FINANCIERO, el cómico asegura que no hay escuelas para hacer reír. A casi 50 años de trayectoria artística, Suárez se prepara para su nuevo montaje: "Corre por tus viejas".
Rosario Reyes
11 febrero 2014 21:37 Última actualización 12 febrero 2014 5:0
Alejandro Suárez dice que no le gusta verse en la televisión. (Archivo)

Al cómico no le gusta verse en la TV. (Archivo)

Su gesto es serio, quizá hasta desconfiado, pero sonríe discretamente. Con modestia rechaza elogios y habla de su quehacer. Creador de entrañables personajes como "Vulgarcito", "El Simpatías", "don Severo" o "El Vate del Calcio", Alejandro Suárez celebrará 50 años de trayectoria (“eso dicen, son un poco más, pero está bien”, aclara) con el montaje "Corre por tus viejas", adaptación de "Sálvese quien pueda", de Ray Cooney, que antes han montado en México Jorge Ortiz de Pinedo y Adal Ramones.

Bajo la dirección de Freddy Ortega, quien realizó la versión que ubica la trama en la ciudad de México y también actúa al lado del propio Suárez, Raquel Bigorra, Verónica Toussaint, Daniel Bisogno, Julio Alegría y Ariel Miramontes, se estrena el viernes 14 en el Centro Cultural I, donde se presentará durante ocho semanas.

“Qué pena, a mí no me gusta verme en la tele”, dice Suárez acerca de las retransmisiones en el canal de paga Clásico TV del programa "Par de Ases", el cual hizo junto a Luis de Alba, aunque, reconoce, “todo lo que hemos hecho ha sido con mucho cariño, dejamos en el escenario el alma”.

Alejandro Suárez, quien debutó en la TV en blanco y negro en la década de los 60, con series como "Chucherías", "Domingos Herdez" y "Alegría", admite que su oficio se basa en la observación; “todos mis personajes han existido, yo creo que por eso gustan, todo actor es observador, pero no hay secreto, tengo más de 50 años saliendo en la televisión, entonces ya me la sé, pero el teatro es lo principal, es mágico, es maravilloso, sin esa magia no entra la gente”.

Sin aclarar cuál fue su primera vocación, comparte que “no lo descubrí, me descubrieron, yo nunca me quise dedicar a esto, pero nací para hacer lo que hago, como Hugo Sánchez nació para jugar futbol”.

Lo que hace no es poca cosa: divertir. “Dios me dio esa virtud, no sé por qué, yo hago La palabra canta en serio y que la gente se ría es otra película; la comedia es algo serio, no puedes salir a hacerte el chistoso, no puedes jugar”.

De los años 60 a los 80, el humorismo se basó en personajes y situaciones, más que en un lenguaje soez y, a la fecha, Alejandro Suárez sigue sin utilizar groserías para hacer reír.

¿Qué pasó, creció la libertad de expresión, o se acabó el talento? Él no tiene la respuesta ni ganas de entrar en controversias. “Todo el mundo cambia, en Argentina está peor, se dicen cosas peores, no podría decir por qué, porque no soy sinodal, no sé qué sea, por eso Emilio Azcárraga decía que tenía que haber un respeto porque la televisión entra gratis a las casas”.

Un poco más suelto, riéndose mientras conversa en el escenario de lo que será su próxima obra, admite que “no hay escuelas” en las que se enseñe a hacer reír, por eso, “soy bastante afortunado de trabajar a mi edad; todavía me chiflan en la calle (como su personaje Vulgarcito) y me tratan como de su familia, yo salgo aquí en el DF y como si estuviera en un pueblo, todo mundo me saluda, porque ya me conocen desde hace más de 50 años”.

A propósito del montaje que los productores Alejandro Gou, Freddy Ortega, Daniel Bisogno, Juan Torres y Guillermo Wiechers dedican en honor a su trayectoria, concluye, “yo trabajo, no quiero que me celebren, es una fecha importante para ellos, para mí no, no me gusta mucho, yo sigo trabajando, estuve tres años en 'Perfume de Gardenia', soy una rata de teatro”.