AFTEROFFICE

Museo Mural Diego Rivera muestra fotos de Leo Matiz

12 febrero 2014 5:8 Última actualización 11 abril 2013 19:17

[Cuartoscuro] La obra fotográfica se exhibirá a partir del 16 de abril.  


Notimex
 
Un total de 72 fotografías en blanco y negro, integra la exposición "Instantáneas del sonido. La mirada de Leo Matiz a la música en América Latina", que podrá ser visitada a partir del 16 de abril en el Museo Mural Diego Rivera, en esta ciudad.

Se trata de una muestra mínima de la prolijidad con la que uno de los más destacados fotógrafos y caricaturistas colombianos, Leo Matiz (1917-1998), se interesó en los sonidos de América.

Las imágenes retratan los pueblos originarios, bandas (civiles y militares), juglares y trovadores, que con sus guitarras entonan canciones de todo tipo, así como a la herencia africana y sus ritmos y cadencias, a los músicos de la calle y las celebridades internacionales en su paso por los países latinoamericanos.

María Monserrat, directora del citado espacio museístico, informó que se trata de la primera vez que se presenta la obra del artista colombiano en el Museo Mural Diego Rivera y que son fotografías que nunca antes habían sido mostradas.

Ernesto Peñaloza Méndez, curador de la exposición, comentó que la propuesta ofrece una selección de fotografías realizadas por el artista colombiano, quien a partir de los años 30 comenzó una intensa travesía por América Latina, atraído por la vida de los campesinos e indígenas, así como por las tradiciones musicales que se generan en las distintas regiones.

Señaló que las imágenes, capturadas entre 1940 a 1960, fueron tomadas cuando Matiz trabajaba para la Revista Reader's Digest, con sede en Nueva York.

"Fue contratado por esa revista para hacer las fotos de sus portadas; las condiciones con las que trabajó fueron ventajosas, pues sabemos que tuvo un salario 20 veces más de lo que le pagaban en México", destacó.

Reveló que en su andar por Latinoamérica, Matiz viajaba con 3 cámaras fotografías, una para hacer su trabajo para la revista y las otras 2 para lo que le interesaba que fuera de su autoría.

"Tenía la certeza de que el viaje era para ganar dinero y hacer sus cosas como artista", señaló Peñaloza Méndez.

La muestra está organizada en siete núcleos temáticos, que tienen como introducción cuatro fotografías inéditas, en las que aparecen Diego Rivera, Rosa Rolanda, Miguel Covarrubias y Frida Kahlo.

"Polifonía de la tierra", otro de los núcleos, se centra en la vida de campesinos e indígenas de su natal Colombia, en la que enriquece su visión con los viajes por México, Bolivia, Perú, Ecuador, Chile y Guatemala.

En los núcleos "Para alegrías y tristezas" y "Sonido miliciano" se presentan imágenes referentes a las ceremonias religiosas, cívicas y funerarias, además de bandas militares que caracterizan a los países latinoamericanos.

"De trovadores" pone la guitarra en un lugar preponderante, ya que dicho instrumento es usado por juglares y trovadores. Mientras que en "Ritmo y cadencia" se destaca la herencia africana en América Latina.

"Por las banquetas" muestra imágenes de músicos callejeros como el hombre orquesta de Buenos Aires, el violinista ciego de la ciudad de México y el acordeonista de Bogotá.

La exposición cierra con "Celebridades en gira", que reúne seis retratos de grandes artistas internacionales en su paso por los países latinoamericanos.

A las imágenes se suma una selección de instrumentos musicales de la época y de los diferentes lugares de América Latina que motivaron la mirada del connotado fotógrafo.
Leo Matiz fue un inquieto artista colombiano que vivió en México durante casi 7 años, de 1941 a 1947.

Fue aquí donde definió su vocación de fotógrafo y desarrolló su estilo; a caballo entre la renovación del fotoperiodismo internacional y la tradición moderna vinculada a las vanguardias artísticas.

Como reportero gráfico laboró en las Revistas Así, Mañana y Nosotros, sumándose a un destacado y diverso grupo de fotógrafos de la talla de Manuel Álvarez Bravo, Lola Álvarez Bravo, Los Hermanos Mayo, Ismael Casasola, Héctor García, Katy Horna y Walter Reuter, entre otros, quienes participaron en el auge y alta calidad visual de las revistas ilustradas de la época.