AFTEROFFICE
culturas

Museo Jumex prepara retrospectiva de Warhol

Con cocuraduría del Andy Warhol Museum de Pittsburgh, el Museo Jumex de la CDMX exhibirá una retrospectiva del  artista plástico Andy Warhol, en julio de 2017.
Notimex
28 diciembre 2016 20:40 Última actualización 28 diciembre 2016 20:44
El Museo Jumex presentará pintura, instalación y fotografía, entre otros trabajos del artista plástico estadounidense. (Especial)

El Museo Jumex presentará pintura, instalación y fotografía, entre otros trabajos del artista plástico estadounidense. (Especial)

Andy Warhol (1928-1987), artista plástico y cineasta estadounidense que desempeñó un papel crucial en el nacimiento y desarrollo del pop art, será objeto de una retrospectiva en el 2017 en el Museo Jumex.

Será una gran exposición que abarcará los tres pisos del museo en la que se incluirán las colecciones de varios museos, en una co-curaduría del Andy Warhol Museum, de Pittsburgh, y Museo Jumex, y que presentará pintura, instalación, fotografía, entre otros trabajos.

A presentarse en julio del próximo año, la muestra integrará la obra que acoge el recinto situado en la colonia Granada en esta capital, entre ellas: Red Mao, Yellow Mao, Sixteen Jackies, Brillo Box, Four Jackies y Saturday, a decir de Ruth Ovseyevitz, del área de Comunicación en Fundación Jumex Arte Contemporáneo.

Tras una exitosa carrera como ilustrador profesional, Warhol adquirió fama mundial por su trabajo en pintura, cine de vanguardia y literatura, notoriedad que vino respaldada por una hábil relación con los medios y por su rol como gurú de la modernidad.

Warhol actuó como enlace entre artistas e intelectuales, pero también entre aristócratas, homosexuales, celebridades de Hollywood, drogadictos, modelos, bohemios y pintorescos personajes urbanos.

Hijo de emigrantes eslovacos, inició sus estudios de arte en el Instituto Carnegie de Tecnología, entre 1945 y 1949. En este último año, ya establecido en Nueva York, comenzó su carrera como dibujante publicitario para diversas revistas como Vogue, Harper´s Bazaar, Seventeen y The New Yorker.

Al mismo tiempo pintó lienzos cuya temática se basaba en algún elemento o imagen del entorno cotidiano, de la publicidad o el cómic.

Eliminó progresivamente de sus trabajos cualquier rasgo expresionista hasta reducir la obra a una repetición seriada de un elemento popular procedente de la cultura de masas, el mundo del consumo o los medios de comunicación.

El uso de imágenes de difusión masiva, fácilmente reconocibles por todo tipo de públicos, como las ya mencionadas latas de sopa o los botellines de refresco, se convirtieron en uno de los rasgos más interesantes y estables de toda su producción.

Fue uno de los primeros creadores en explotar conscientemente su imagen con objetivos autopromocionales; de ese modo, y mediante un proceso de identificación, adquirió a los ojos del público significaciones propias de un producto publicitario más.