AFTEROFFICE

Museo del Prado exhibe su lado más íntimo con "La belleza encerrada"

12 febrero 2014 4:19 Última actualización 17 mayo 2013 18:11

[Bloomberg]  281 pinturas y esculturas de artistas del siglo XIV hasta finales del XIX. 


Notimex
 
El Museo del Prado de esta capital presentó hoy su lado más íntimo en un formato especial con la exposición "La belleza encerrada. De Fra Angelico a Fortuny", en un recorrido histórico con piezas en su mayoría de pequeño tamaño.

En 17 salas creadas para la muestra están las 281 pinturas y esculturas (algunas griegas del siglo II) de artistas del siglo XIV hasta finales del XIX, con las diferentes técnicas y corrientes del arte.

El director del museo, Miguel Zugaza, la curadora de la exposición, Manuela Mena, y la directora de Comunicación de la Fundación BBVA, Silvia Churruca, presentaron la exposición que estará abierta hasta el próximo 10 de noviembre.

Mena precisó que se trata "de un recorrido por la historia de la humanidad en esos siglos, deja la sensación de lo que ha cambiado y que a la vez no lo ha hecho, capta la belleza que hay en todas las obras, pero también la maldad que ha habido en la historia de la humanidad".

"Se muestra el avance de los siglos, el río turbulento de la historia, las guerras del norte y del sur", indicó la también jefa de conservación del siglo XVIII y Goya en el Prado.

Explicó que el formato creado de división en pequeñas salas, con pequeñas ventanas entre unas y otras, colocación variada de algunas obras según tiempo o la temática, es lo que permite "descubrir el secreto, el disfrute absoluto de la belleza encerrada".

El montaje incluye unas pequeñas cámaras oscuras, colgado de cuadros en variadas líneas y construcciones que ofrecen proximidad al espectador.
La muestra se inicia con la escultura Palas Atenea en una reducción de mármol blanco del siglo II d. C., de la famosa estatua de Fidias.

Posteriormente una cruz de cristal de roca, cobre y marfil del siglo XIV, y las obras "San Eloy" del Maestro de la Madonna della Misericordia y la "Anunciación" de Fra Angelico.

Casi al final de la exposición destaca la maqueta que se presentó en su momento a Carlos III para el Museo del Prado, rodeado de los cuadros y pequeños bocetos de Francisco de Goya.

Tras pasar por algunas obras del siglo XIX con obras como Fortuny, Carlos Haes, Federico Madrazo y Eduardo Rosales, la muestra se cierra con una tarjeta postal de la Gioconda (del Prado) de inicios del siglo pasado.