AFTEROFFICE

Museo Amparo de Puebla muestra proyecto de Melanie Smith y Frida Mateos

12 febrero 2014 4:52 Última actualización 16 abril 2013 19:22

[Cuartoscuro] "Irretratabilidad, ilegibilidad, inestabilidad" se podrá apreciar hasta el 27 de mayo.  


Notimex
 
El proyecto "Irretratabilidad, ilegibilidad, inestabilidad", de la artista Melanie Smith y la restauradora Frida Mateos, se exhibe en la galería 2, abierta en la primera etapa del trabajo de actualización del Museo Amparo, en Puebla.

Por invitación del espacio museístico, Smith y Mateos, cuya propuesta se podrá apreciar hasta el 27 de mayo, realizaron una residencia en la ciudad de Puebla y sus alrededores durante el año pasado con la finalidad de desarrollar un proceso de investigación y producción de obra en conjunto, informó el recinto.

El proyecto, que cuestiona los roles de la arqueología y la restauración, se centró en cinco áreas de interés: la ceramoteca del Centro INAH-Puebla, por su colección de tepalcates, y el sitio arqueológico de Cantona, como símbolo de reconstitución y surgimiento en un plano asimétrico.

Así como el taller de Talavera de la Reyna, en lo que respecta al proceso y los materiales crudos; el archivo del Museo Amparo, donde existe un gran número de materiales documentales sobre conferencias y exhibiciones realizadas en el mismo; y por último la producción fílmica de una clase simulada de spinning.

Conceptos como interferencia, inversión, rasgado, alteración, ir y venir, lo inmaterial, cocción, temperatura, el cuerpo fragmentado, irregularidad, simulacro, lo borroso, los restos, lo que sobra y la repetición aparecieron con el tiempo y sirvieron de base para las discusiones y el planteamiento general del proyecto.

Así, artista y restauradora entablan un diálogo a partir del objeto y de sus significados. Coleccionan juntas, se guían una a la otra en un proceso en el que reúnen una serie de fragmentos de piezas arqueológicas y apuntes visuales sobre procesos de producción de conocimiento y de artefactos en una suerte de colección de notas de campo.

Las palabras "ilegibilidad, inestabilidad, irretratabilidad" invierten 3 principios centrales de la restauración.

La legibilidad tiene que ver con evitar la falsificación, la estabilidad con la idea de dar continuidad y de conservar la materia-dato, mientras que la retratabilidad es una forma de dejar siempre abierta la red para poder re-restaurar, así como para poder evaluar una restauración previa.

En una de las salas se encuentra un núcleo de obras que consta de varios miles de piezas pequeñas de resina, elaborados con alrededor de 700 ejemplares de barro, éstos últimas hechas a partir de dibujos de cuadernos de clasificación de tepalcates de distintas épocas y sitios del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

Cada pieza es un fragmento de algo como de una pierna, de un brazo, de una máscara, de un torso, de una vasija, o de un incensario, entre varias cosas más.

Smith y Mateos convocaron a un grupo de amigos y colaboradores a realizar estas piezas de barro en conjunto con ellas, a semejanza de las originales. Copias hechas a mano, y por lo tanto inexactas.

Una vez quemadas estas piezas de barro se dieron a la tarea de romperlas, de convertirlas en fragmentos para después, a partir de estos fragmentos, hacer los moldes para las piezas de resina que se encuentran en las salas del museo, entremezcladas con los fragmentos de barro.

Para el periodo de la exhibición, Smith y Mateos propusieron una dinámica performática en esta sala del museo que consiste en que, ya sea ellas mismas o bien algunos colaboradores se encuentren en el lugar moviendo y reordenando constantemente estas piezas, reclasificándolas por así decirlo.

Mediante este gesto irreverente y escultórico a la vez de reclasificación interminable y de construcción de historias falsas encima de otras, el proyecto apuesta por la construcción de nuevas conexiones, de nuevas subjetividades y, sobre todo, por un horizonte interpretativo fugaz, nunca fijo.