AFTEROFFICE
DEPORTES

Murray y 'Nole', los protagonistas de la nueva era del tenis

El escocés y el serbio se formaron en la época en la que Nadal y Federer dominaban el deporte blanco, pero actualmente ambos pelean por el primer lugar del ranking mundial, con jóvenes como Raonic y Cilic detrás de ellos.
Alaín Arenas
12 enero 2017 21:5 Última actualización 13 enero 2017 4:55
(Especial)

Djokovic y Murray se han enfrentado en seis finales en casi un año, lo que refleja la hegemonía de ambos tenistas actualmente. (Especial)

Las seis finales que disputaron Andy Murray y Novak Djokovic entre enero de 2016 y el Abierto de Doha 2017, que concluyó el sábado pasado, son el ejemplo de la hegemonía de ambos en el tenis varonil y que en la incipiente temporada se podría ampliar.

“Están un escalón por arriba sobre los contendientes. Se debe, entre otros factores, a su mentalidad. Djokovic y Murray vivieron gran parte de su carrera en la era en la que Rafael Nadal y Roger Federer dominaron el circuito, eso los hizo pacientes y trabajaron más duro que el resto. Además, son de los jugadores que mejor defienden y que mejores golpes tienen en la devolución”, explica el ex tenista mexicano Marco Osorio, quien participó en la Copa Davis en 1998.

Osorio añade que el estado físico de ambos jugadores es envidiable. En el caso de Murray viajó en diciembre a Miami con Ivan Lendl, su entrenador, para prepararse para el Abierto de Australia –del 16 al 29 de enero- y sus entrenamientos se basaron en sacar puntos en situaciones críticas. “Presencié sus prácticas y Lendl le exigía que llegara a tiros incómodos con sprints o estiramientos. El británico llegaba a la mayoría”.

La lucha entre Murray y Djokovic
Por la cima del ranking de la ATP se mantendrá en 2017 por sus cualidades físicas, técnicas
y mentales, aunque detrás de ellos vienen jóvenes que pueden sorprender, según especialistas.

En noviembre pasado, Djokovic perdió la cima del ranking de la ATP ante Murray. Un mes después hizo público su rompimiento con Boris Becker. El alemán dijo que el serbio dejó de ser intenso en sus entrenamientos en los últimos cuatro meses de 2016. Bajo la tutela del ex jugador se había convertido en el mejor tenista del mundo.

“La ruptura con Becker puede ser positiva para Djokovic. Hay un momento en la relación entre tenista y entrenador que se desgasta y el jugador no encuentra la motivación necesaria. Ese fue el caso del serbio. Aunque aún no nombra a uno nuevo, no se notó un efecto negativo, porque incluso llegó a las Finales de la ATP y en Doha le ganó a Murray”, explica Patricio Quijano, director del club de tenis La Loma.

Para la presente temporada de la ATP hay cuatro nuevos jugadores dentro de los mejores 10 del ranking: Milos Raonic, Gael Monfils, Marinc Cilic y Dominic Thiem. Tanto Osorio como Quijano afirman que éstos podrían ganar partidos a Djokovic y Murray durante 2017, pero no los ven para pelearles los dos primeros puestos de la clasificación.

“El caso de Raonic es el que mejor progresión tuvo en los últimos dos años. Demostró que puede ganarle a Federer o Nadal, porque se apoya en la potencia de su saque, pero se quedó corto cuando enfrentó a Djokovic, por ejemplo. Le falta madurar y pulir su repertorio de golpes para ser el número uno del mundo”, comenta Osorio.

El Abierto de Australia también marcará el regreso a las canchas de Rafael Nadal y Roger Federer. El español se lesionó la muñeca a principios de 2016 y en octubre pasado anunció que no competiría hasta este año. Roger Federer tampoco terminó la temporada anterior por molestias en su rodilla izquierda, la cual le fue operada hace dos años. El suizo se perdió los Juegos Olímpicos y el Abierto de Estados Unidos.

“A ambos les costará trabajo retomar el ritmo de juego en el principio de la temporada. Nadal fue eliminado en cuartos de final en Brsibane por Raonic, mientras que Federer cayó ante el juvenil Alexander Zverev en la Copa Hop-man. El caso del suizo se acentúa más, porque estuvo casi medio año sin jugar y eso le perjudicará en el nivel de juego que requiere el Abierto de Australia. Considero que en cuarta ronda pueden iniciar sus problemas y no me sorprendería que quedara eliminado en esa fase”, sostiene Quijano.

web_12_ene_tenis
1
Factor búlgaro

 

(Reuters)

Pese a que Grigor Dimitrov no se encuentra entre los primeros tenistas de la actualidad, tuvo un ascenso meteórico en el conteo. En julio pasado era el 40 del mundo y actualmente se coloca en el puesto 15.

El domingo anterior ganó el torneo de Brisbane, en el que venció a tres jugadores del Top 10, incluido el japonés Kei Nishikori en la final.
“A partir de que concluyeron los Juegos Olímpicos, Dimitrov jugó muy bien y en Brisbane no fue la excepción. Su clave fue el servicio y su revés. No sería raro que se metiera en cuartos de final o incluso en las semifinales en Australia”, destaca Quijano.