AFTEROFFICE
espectáculos

Muere Shirley Temple, ícono infantil de Hollywood

La estrella que con sus bucles y su habilidad para bailar deleitó a los asistentes al cine durante la Gran Depresión y ayudó a salvar de la bancarrota a 20th Century Fox falleció a los 85 años.
AP y Reuters
11 febrero 2014 8:50 Última actualización 11 febrero 2014 9:6
Shirley Temple

Shirley Temple, en 1933, en la película "Little Miss Maker". (AP/Archivo)

SAN FRANCISCO.- Shirley Temple, la estrella infantil adornada de bucles que cantaba, bailaba y con sus adorables gestos faciales conquistó los corazones del público aficionado al cine durante la Gran Depresión, ha muerto, dijo su publicista Cheryl Kagan el martes. Tenía 85 años.

Temple, cuyo hombre real era Shirley Temple Black, falleció el lunes por la noche en su casa cercana a San Francisco, rodeada por su familia y cuidadores, agregó Kagan.

"Le saludamos por una vida de notables logros como actriz, diplomática, y lo más importante, como nuestra querida madre, abuela, bisabuela y adorada esposa durante 55 años del desaparecido y muy apreciado Charles Alden Black", señala una nota difundida por su familia.

Como persona de talento y adorable personalidad, Shirley Temple fue la atracción más taquillera del cine estadounidense de 1935 a 1938, una marca que ninguna otra estrella infantil ha logrado ni de lejos. La actriz protagonizó unas 40 películas en 10 años con grandes estrellas del cine del momento. Estuvo por delante de actores maduros como Clark Gable, Bing Crosby, Robert Taylor, Gary Cooper y Joan Crawford.

En 1935, la Academia de Hollywood le entregó un Oscar especial debido a su "excepcional contribución al entretenimiento cinematográfico".

En 1999, el Instituto Estadounidense del Cine la clasificó entre las 50 leyendas más destacadas de la gran pantalla, en el casillero 18 entre 25 actrices.

Temple fue reconocida por ayudar a salvar de la bancarrota a la 20th Century Fox con películas como "Curly Top" y "The Littlest Rebel". Incluso su nombre agració un cóctel dulce e inocente de ginger ale y granadina, rematado con una cereza.

La actriz llegó a ser una agraciada joven, pero el público perdió interés en su persona y se retiró del cine a los 21 años. Tuvo una familia y pasó a ser luego activista en la política.

En la década de 1950 comenzó a participar en política y en 1974 fue designada embajadora en Ghana y dos años después se convirtió en jefa de protocolo. En la década siguiente capacitó a los nuevos embajadores a pedido del Departamento de Estado.

"No tengo problemas con ser tomada en serio como mujer y como diplomática aquí", dijo Temple tras su designación en 1974. "Mis únicos problemas han sido con los estadounidenses que, al principio, se negaban a creer que había crecido desde mis películas", agregó en ese entonces.

En 1989, el entonces presidente George H.W. Bush la designó embajadora en Checoslovaquia, un cargo sensible en la Europa Oriental normalmente reservado para diplomáticos de carrera.

"Me gustaría darles un consejo a aquellos de ustedes que deseen obtener el galardón de toda una vida. Comiencen temprano", indicó en el 2006 al ser distinguida por el Sindicato de Actores.

Empero, en la misma gala indicó que sus mejores papeles fueron los de esposa, madre y abuela. "No hay nada como el amor verdadero. Nada". Su esposo durante más de 50 años, Charles Black, acababa de morir hace unos meses.

Los dotes de Temple como cantante y bailarina de tap en la película de 1934 "Stand Up and Cheer!" le valieron una gran atención. El número que compartió con el futuro ganador del Oscar James Dunn, "Baby Take a Bow", pasó a ser el título de una de sus primeras cintas musicales ese mismo año.

Igualmente en 1934 protagonizó "Little Miss Marker", una comedia-drama basada en una historia de Damon Runyon que demostró su talento como actriz. En "Bright Eyes", Temple presentó "On the Good Ship Lollipop" junto con la encantadora Jane Withers, que gracias a esa cinta pasó igualmente al estrellato.

En 1972 le diagnosticaron cáncer de mama y se sometió a una mastectomía. La actriz discutió públicamente su cirugía para informar a las mujeres sobre la enfermedad.

A la actriz le sobreviven sus hijos, Susan, Charlie Jr., y Lori, su nieta Teresa y sus bisnietas Lily y Emma, dijo el comunicado de la familia, que agregó que se realizará un funeral privado.