AFTEROFFICE
CULTURAS

Muere Ninón Sevilla, estrella de la Época de Oro del cine mexicano

Ninón Sevilla, actriz de la Época de Oro del cine mexicano, falleció este jueves a los 85 años por una falla cardiaca, según confirmaron sus familiares. Su carrera fílmica incluyó películas de gran éxito como "Pecadora", "Aventurera" y "Sensualidad".
Notimex
01 enero 2015 16:54 Última actualización 01 enero 2015 18:31
Ninón Sevilla recibió en 2009 la Diosa de Plata "Dolores del Río" por su trayectoria artística. (Cuartoscuro/Archivo)

Ninón Sevilla recibió en 2009 la Diosa de Plata "Dolores del Río" por su trayectoria artística. (Cuartoscuro/Archivo)

La actriz cubana Ninón Sevilla, uno de los pilares de Cine de Oro Mexicano, falleció este jueves a los 85 años de edad en un hospital capitalino, víctima de un paro cardiaco. La noticia fue confirmada por los familiares.

En entrevista, su hijo, el músico Genaro Lozano, compartió que aún no saben dónde serán velados sus restos, pero que "ya está con la virgencita de Guadalupe".

Sin dar más detalles dada la situación, Lozano externó su agradecimiento a amigos, familiares y seguidores que han estado al tanto de la salud de su mamá, quien fue hospitalizada el pasado viernes a causa de neumonía, y dijo que ahora lo que vine es el "papeleo".

1
"Carita de cielo", 1946

Esta fue su primera película, al lado del gran actor Germán Valdés "Tin Tan".

Ninón
1
"Aventurera", 1949

La cinta que la catapultó a la fama.

Ninón
1
"Sensualidad", 1950

Al lado del primer actor Fernando Soler

Ninón

Neé Emelia Pérez Castellanos, su nombre real, nació en La Habana, Cuba, el 10 de noviembre de 1929. Aunque deseaba ser monja misionera, su pasión por el baile y el mundo del espectáculo fue más fuerte. Su carrera artística la inició en su adolescencia al integrarse al coro de un conjunto de variedades, en el que bailaba y cantaba, y con el cual visitó un gran número de foros en su tierra natal.

La actriz llegó a México en 1946 para participar en algunas obras pequeñas, hasta que fue descubierta por el productor cinematográfico Pedro Arturo Calderón, quien embelesado con sus piernas y su erótico vestuario la hizo debutar en Carita de cielo.

Su carrera fílmica continuó con películas de éxito como Pecadora, Aventurera y Sensualidad, en las que explotó al máximo sus dotes histriónicas que provocaron que muchos críticos de la época la llegaran a comparar con Marlene Dietrich.

A finales de los 50 la cubana se retiró de los escenarios y volvió hasta la década de los 80 para participar en algunos largometrajes como Noche de carnaval (1981), con el cual obtuvo un Ariel a la Mejor Actuación.