AFTEROFFICE
reflector

Muere la actriz italiana Laura Antonelli

Considerada un símbolo sexual en los años 70, la actriz fue encontrada muerta por una empleada doméstica que llamó a una ambulancia. Los sevicios de primeros auxilios solamente pudieron constatar el deceso de Antonelli, de 73 años.
Notimex
22 junio 2015 12:18 Última actualización 22 junio 2015 12:22
Fue víctima de varias operaciones de cirugía plástica que arruinaron su legendaria belleza. (Tomada de Internet)

Fue víctima de varias operaciones de cirugía plástica que arruinaron su legendaria belleza. (Tomada de Internet)

ROMA.- La actriz italiana Laura Antonelli, de 73 años de edad, fue encontrada muerta hoy en su casa de la localidad de Ladispoli, cercana a Roma, informaron medios locales.

Precisaron que fue una empleada doméstica la que llamó a una ambulancia tras arribar la mañana del lunes a la casa de Antonelli y encontrarla tirada en el piso. A su arribo los sevicios de primeros auxilios solamente pudieron constatar el deceso de la actriz, considerada un símbolo sexual en los años 70.

Lanzada a la fama sobre todo con las películas Malizia, de Salvatore Samperi (1973) y Sessomato (1973) de Dino Rissi, Antonelli estaba desde hace años retirada de la escena luego de haber sido arrestada por posesión de cocaína.

Esa detención, que marcó el fin de su carrera y el inicio de su declive físico y mental, tuvo lugar el 27 de abril de 1991, cuando los carabinieri irrumpieron en su villa de la localidad de Cerveteri y encontraron 36 gramos de droga para uso personal.

Sentenciada a tres años y medio de reclusión, la actriz inició una batalla judicial que concluyó en 2000 con su absolución, mientras que en 2006 le fue reconocido el derecho a una indemnización de más de 100 mil euros por parte del Estado.

En los años sucesivos fue víctima de varias operaciones de cirugía plástica que arruinaron su legendaria belleza. Retirada en su casa de Ladispoli, Antonelli vivía en la pobreza y en 2010 el actor Lino Banffi lanzó un llamado público para ayudarla.

Pero en una carta difundida por su abogado, la actriz pidió ser olvidada y declaró que para ella la vida terrena ya no tenía ningún interés. “Agradezco a Lino Banfi y a todos aquellos que se preocupan de mi situación. Me gustaría vivir de modo más sereno y digno, aunque la vida terrena ya no me interesa. Qusiera ser olvidada”, declaró.

Nacida en la localidad de Pola (actualmente en Croacia) en noviembre de 1941, Antonelli rodó en 1969 su primera película, titulada Le malizie di Venere, dirigida por Massimo Dallamano y congelada por la censura.

Sucesivamente la actriz fue dirigida por cineastas de la talla de Luchino Visconti, Claude Chabrol, Ettore Scola o Luigi Comencini, entre otros, mientras fue famoso su romance con el actor francés Jean Paul Belmondo.