AFTEROFFICE
culturas

Muere el Nobel de Literatura alemán Günter Grass a los 87 años

El novelista alemán Günter Grass, ganador del premio Nobel de Literatura en 1999, murió a los 87 años. Fue elogiado por su aportación a la cultura alemana después de la II Guerra Mundial y repudiado por su participación en las Waffen-SS.
Agencias
13 abril 2015 7:51 Última actualización 13 abril 2015 8:4
Guenter Grass, el escritor alemán galardonado con un Premio Nobel de Literatura

Durante su adolescencia sirvió en las Waffen-SS, el brazo de combate de la conocida organización paramilitar de Adolf Hitler. (AP)

Guenter Grass, el escritor alemán galardonado con un Premio Nobel de Literatura que dio voz a la generación posterior a los horrores de la era nazi pero que más tarde se vio envuelto en polémica por su propio pasado durante la Segunda Guerra Mundial y su posición contraria a Israel, falleció el lunes. Tenía 87 años.

Matthias Wegner, vocero de la editorial Steidl, confirmó el deceso de Grass el lunes por la mañana en un hospital de Luebeck.

Grass fue elogiado por los alemanes por ayudar a revivir su cultura tras la Segunda Guerra Mundial y ayudar a dar voz y apoyo al discurso democrático en la nación de posguerra.


Sin embargo, provocó la ira de muchos en 2006 cuando en su libro de memorias "Pelando la cebolla" reveló que durante su adolescencia sirvió en las Waffen-SS, el brazo de combate de la conocida organización paramilitar de Adolf Hitler.

En 2012, Grass recibió fuertes críticas en su país y fue declarado persona non grata por Israel tras la publicación de un poema en prosa, "Lo que hay que decir", en el que criticaba lo que describió como la hipocresía de Occidente por el programa nuclear de Israel y calificó al país de amenaza a "la ya frágil paz mundial" por su postura beligerante contra Irán.

Escultor de formación, se labró una reputación literaria con "El tambor de hojalata", publicado en 1959. Después llegaron "El gato y el ratón" y "Años de perro", obras con las que complete lo que se conoce como Trilogía Danzig —en honor a su localidad de nacimiento, ahora en la ciudad polaca de Gdansk.

Combinando detalles naturalistas con imágenes fantásticas, la trilogía captó la reacción alemana al ascenso del nazismo, los horrores de la guerra y la culpa que atenazó al país tras la derrota en la Segunda Guerra.

"El tambor de hojalata" retrata la vida de un niño de Danzig atrapado entre el vendaval político que significó el ascenso del nazismo al poder mientras la respuesta de él es no crecer. Su pequeño tambor metálico se convierte en el símbolo de su negativa.

Sus libros vuelven una y otra vez a Danzig, el lugar donde el escritor, hijo del dueño de una tienda de ultramarinos, nació el 16 de octubre de 1927.

En su trilogía, Grass esbozó una parte de su propia experiencia en el servicio militar y su cautiverio como prisionero de guerra de los estadounidenses hasta 1946.

"El tambor de hojalata" se convirtió en un éxito de la noche a la mañana —algo que sorprendió al escritor. Grass creía que el título es popular porque aborda uno de los períodos más difíciles de la historia alemana centrándose en los pequeños detalles de la vida de la gente común.

También bromeaba: "Tal vez es porque es un buen libro".

Tres décadas después de su publicación, en 1999, la Academia Sueca honró a Grass con el Premio Nobel de Literatura, elogiándolo por revivir la literatura alemana después de la era nazi.

Con esa obra dijo la Academia, "era como si la literatura alemana se hubiera concedido un nuevo comienzo tras décadas de destrucción lingüística y mora".

Grass advirtió a sus compatriotas una y otra contra el racismo. Admirado por sus contemporáneos también provocó polémica por sus posiciones políticas ya que alguna vez rechazó la reunificación del país tras la caída del Muro de Berlín.

Nunca dejó de temer que Alemania pudiera volver a la senda que la llevó al terror de la Segunda Guerra Mundial.

"No debe suceder que mis hijos o nietos tengan que sufrir el estigma de ser alemán", dijo tras ganar el premio Nobel. "Pero estos niños que nacieron muchos años después de esos hechos también tienen su parte de responsabilidad para asegurarse de que esas cosas nunca vuelvan a suceder".

Con información de Reuters y AP.