AFTEROFFICE
culturas

Muere el legendario jazzista Ornette Coleman

Era un saxofonista autodidacta que polarizó el mundo del jazz con su poco convencional "free jazz" antes de ser considerado un genio "avant garde", murió en la mañana de este jueves a los 85 años, informó su publicista.
Agencias
11 junio 2015 13:18 Última actualización 11 junio 2015 13:26
Sus fanáticos lo calificaron como el mayor innovador de jazz desde Louis Armstrong y Charlie Parker. (AP)

Sus fanáticos lo calificaron como el mayor innovador de jazz desde Louis Armstrong y Charlie Parker. (AP)

NUEVA YORK.-Ornette Coleman, un saxofonista autodidacta que polarizó el mundo del jazz con su poco convencional free jazz antes de ser considerado un genio avant garde, murió en la mañana de este jueves a los 85 años, informó su publicista.

Ken Weinstein confirmó la muerte pero dijo que no daría más información. Reportes de medios dijeron que la causa habría sido un ataque cardíaco. El lema de Coleman, que frecuentemente pronunciaba antes de tocar, era "me gustaría salir al espacio esta noche".

Luego se lanzaba de lleno a una música que rompió los límites de los compases convencionales, claves, cambios de acordes y armonía.
Coleman dividió tanto a los músicos de jazz, críticos, y fanáticos. Incluso en sus primeros años algunos intérpretes dejaban el escenario durante sus solos en sesiones de jam.

Sus fanáticos lo calificaron como el mayor innovador de jazz desde Louis Armstrong y Charlie Parker pero también fue criticado por escépticos que luego con el tiempo fueron cambiando sus opiniones.

Coleman fue encontrando aprobación a lo largo de los años y en el 2007 recibió un Grammy por su trayectoria. También ganó un premio Pulitzer por su música, así como una nominación para los Grammy, por el álbum del 2007 Sound Grammar y en el 2014 sacó New Vocabulary.

Frecuentemente tocando junto al trompetista Don Cherry, Coleman grabó 40 álbumes más. "No estaba tan interesado en ganar plata. Quería ser escuchado", dijo Coleman en una entrevista del 2009 con la revista Esquire. "Es por eso que estoy quebrado", apuntó.

Nacido en un barrio negro y humilde en Fort Worth, Texas, Coleman vivió una infancia marcada por la pobreza. A los 14, compró un saxofón e imitaba melodías de la radio.

Se inspiró en los músicos de jazz del bebop del momento y también transformó honky tonk, blues y música dance con sus armonías no convencionales. "No sabía que estaba improvisando", dijo Coleman. "Sólo pensaba que era la manera en que uno toca música (...) no pienso en una estructura y en lo que se puede y no se puede."