AFTEROFFICE
culturas

Muere el escritor argentino Ricardo Piglia

El autor de de los clásicos "Plata quemada" y "Respiración artificial", falleció a los 75 años en Buenos Aires, luego de un desmejoramiento ocasionado por su esclerosis lateral amiotrófica.
Redacción
06 enero 2017 15:36 Última actualización 06 enero 2017 17:26
Ricardo Piglia

Ricardo Piglia. (afp)

En su ensayo sobre la obra de Jorge Luis Borges, Ricardo Piglia (Buenos Aires, 1941-San Telmo, 2017) recuerda cómo un sueño en el que un hombre sin cara en un cuarto de hotel le ofrecía la memoria de Shakespeare, inspiró su último cuento.

“La lectura es el arte de construir una memoria personal a partir de experiencias y recuerdos ajenos”, escribe Piglia en el texto sobre Borges que titula La memoria ajena.
Esa entidad misteriosa, la memoria, fue material de la obra del recién fallecido escritor argentino, tanto en la ficción como en su labor de crítico y ensayista.

En octubre del año pasado se publicó el segundo tomo de sus diarios, que firmó como Emilio Renzi, su alter ego, al que se refería como “el doble que sostiene la escritura: el otro escribe y yo asisto a su trabajo”.

En las páginas de Los años felices, segunda entrega de la bitácora correspondiente al periodo de 1968 a 1975, Renzi describe su costumbre de llevar un diario como el orden de los días de la semana, aunque contradictoriamente, también afirma que sólo lo imprevisto le brinda felicidad. Es decir, la vida. Impredecible, como la escritura.


“Pienso que lo mejor que he escrito en estos cuadernos ha sido resultado de la espontaneidad, de la improvisación (en el sentido musical del termino), nunca sé lo que voy a escribir y a veces, esa incertidumbre se convierte en estilo”, revela. Y es que la memoria está en eterna construcción.

Ricardo Piglia, quien padecía esclerosis lateral múltiple desde 2013, falleció este 6 de enero a los 75 años, será recordado como uno de los mejores exponentes de una nueva narrativa argentina. Publicó su primer libro de relatos en 1967, La invasión, por el cual obtuvo una mención especial en el Séptimo Concurso de Casa de las Américas, con un jurado integrado por los autores Mario Benedetti, Enrique Lihn, Jesús Díaz y Dalmiro Sáenz.

Autor de libros de relatos como Nombre falso, Respiración artificial, o Prisión perpetua, las novelas Ciudad ausente, que fue llevada a la ópera en 1995 con música de Gerardo Gandini y Plata quemada, cuya versión cinematográfica se estrenó en 2000, dirigida por Marcelo Piñeyro quien recibió el Goya al mejor largometraje extranjero de habla hispana.

Plata quemada ganó en 1997 el Premio Planeta, que Gustavo Nielsen, otro de los participantes refutó y tras un largo proceso legal, el escritor y la editorial fueron condenados a pagar una indemnización de 10.000 pesos por manipulación del concurso.

Inspirado por El oficio de vivir, los diarios de Cesare Pavese, Piglia cultivó la costumbre de escribir una bitácora de su vida, que comenzó a publicar en 2015 (Los diarios de Emilio Renzi).

En los últimos meses, Piglia estaba trabajando en una serie de relatos protagonizados por el comisario Croce, personaje de su novela Blanco nocturno, publicada en 2010, por la que recibió el Premio Internacional de Novela Rómulo Gallegos, el Premio Internacional de Novela Dashiell Hammett y el Premio Casa de las Américas de Narrativa José María Arguedas.