AFTEROFFICE
REFLECTOR

Muere el compositor Francisco Curiel

El creador de temas como "Un bolero" y "Se diga lo que se diga" falleció a los 64 años de edad a causa de un paro cardiaco. Su momento de gloria ocurrió cuando ganó el Festival OTI Internacional, en Las Vegas, en equipo con Carlos Cuevas. 
Notimex
27 diciembre 2014 17:55 Última actualización 27 diciembre 2014 18:15
Francisco Curiel

Francisco Curiel

El compositor y productor mexicano Francisco Curiel Defosse, creador de éxitos como Un bolero, Adiós amor, Se diga lo que se diga, entre otros, murió hoy a los 64 años, víctima de un paro cardiaco.

“Hace varios años comenzó con problemas en el corazón y un cúmulo de cosas que derivaron en un paro cardiaco a las 05:00 de la mañana de este sábado”, confirmó su hijo, el cineasta Álvaro Curiel.

Aunque su padre se retiró hace tiempo de la vida pública, nunca dejó la actividad musical, pues en su escuela Curiel’ Studio impartía clases personalizadas de música.

“Le gustaba mucho enseñar, preparar a los nuevos talentos. No le agradaban los grupos grandes, prefería concentrarse en un sólo alumno y una vez aprendidas las lecciones, aceptaba al siguiente”, relató Álvaro.

En 1990, Francisco Curiel alcanzó su máxima gloria al ganar el Festival OTI Internacional en Las Vegas, Nevada, con la canción Un bolero, interpretada por Carlos Cuevas. En 1997 repitió el triunfo con Iridián a través de Se diga lo que se diga, que compuso en colaboración con José Manuel Fernández.

Hace dos años produjo un disco para la cantante Magdalena Zárate. Se llamó Alzar el vuelo y lo presentó en junio pasado en el Lunario del Auditorio Nacional. En el material incluyó el tema De igual a igual, escrito por Francisco Curiel.

Álvaro Curiel destacó que el compositor fue director del Festival Valores Juveniles durante 10 años y autor del himno mundialista México '86, así como de los primeros temas de Manuel Mijares.

Los restos del compositor son velados en la sala 8 de una conocida funeraria en las calles de Gabriel Mancera y Félix Cuevas en la Ciudad de México.

SU LEGADO

Francisco Curiel nació el 13 de febrero 1950 en la Ciudad de México; fue influenciado por la labor de su padre Federico Curiel Pichirilo, cineasta, compositor y dibujante, así como por su madre, la poeta y pianista Stella Defossé, y por su tío Gonzálo Curiel, quien también fue letrista.

El también productor mexicano realizaba diferentes tertulias bohemias en su casa con exponentes musicales como Cuco Sánchez, Antonio Bibriesca, Pepe Jara y los tríos de la época, en donde aprendió a tocar la guitarra y el piano.

A los 17 años de edad, Curiel creó algunas canciones para la película “María Isabel”, por lo que pudo ser parte del SACM.

También tuvo la oportunidad de crear la música del Himno Oficial del Mundial de Futbol México 86, así como también de la mascota Pique, ambas en coautoría con Juan Carlos Abara.

El músico realizó coautorías con Alazán, José Manuel Fernández, Miguel Luna, Juan Carlos Abara, Enrique Okamura, Rosa Ana Curiel, entre otros, y participó en distintas ediciones del Festival OTI, el cual triunfó con los temas “Un bolero”, en coautoría con Pedro Alberto Cárdenas e interpretado por Carlos Cuevas.

Curiel fue merecedor de distintos reconocimientos, como la medalla Agustín Lara, máximo galardón de la SACM; además escribió temas para algunas telenovelas como “Vivan los niños” (2002) y “Rebelde” (2004).

El cantante Carlos Cuevas utilizó su cuenta de Twitter para lamentar el deceso: