AFTEROFFICE
reflector

Muere el cineasta polaco Andrzej Wajda

El director de cine Andrzej Wajda, famoso por registrar la lucha de Polonia por la democracia durante medio siglo de gobierno comunista, murió a los 90 años. Wajda conquistó el reconocimiento internacional por "El hombre de hierro" (1981).
Agencias
10 octubre 2016 13:0 Última actualización 10 octubre 2016 13:14
La última película del director, Afterimage, una biografía sobre el pintor Wladyslaw Strzeminski. (AP)

La última película del director, Afterimage, una biografía sobre el pintor Wladyslaw Strzeminski. (AP)

VARSOVIA, Polonia.- El destacado cineasta polaco Andrzej Wajda, cuya carrera maniobrando entre un gobierno comunista represivo y una audiencia ansiosa de libertad le otorgó el reconocimiento internacional y un premio Oscar honorario, falleció el domingo. Tenía 90 años.

Wajda había sido hospitalizado recientemente y murió la noche del domingo, de acuerdo con su colega Jacek Bromski.

Wajda conquistó el reconocimiento internacional por El hombre de hierro (1981), que cuenta la historia del sindicato Solidaridad, y la película predecesora El hombre de mármol (1977).

"Todos somos producto de Wajda. Nosotros vimos a Polonia y a nosotros mismos a través de él. Y entendimos mejor. Ahora será más difícil", dijo Donald Tusk, exprimer ministro polaco y actual presidente del Consejo Europeo, en medios sociales.

Las autoridades comunistas censuraron El hombre de mármol, enfurecidas por su representación de corrupción política a comienzos del periodo estalinista de la década de 1950. El hombre de hierro, que muestra las huelgas de 1980 que llevaron a la creación del sindicato Solidaridad, de Lech Walesa, y a la caída del comunismo, recibió la Palma de Oro en Cannes, pero fue prohibida por el gobierno polaco a fines de 1981.

En el 2000, Wajda recibió un Oscar por sus cinco décadas de trabajo, el primer director de Europa del Este en ganar el reconocimiento a la trayectoria. Sus películas también se llevaron el Oso de Plata en el festival de Berlín y cuatro nominaciones al Oscar, entre otros premios.

La última película del director, Afterimage, una biografía sobre el pintor Wladyslaw Strzeminski, cuenta la historia de un artista que intenta superar las presiones del dogma estalinista sobre el arte después de la Segunda Guerra Mundial. Wajda estableció paralelismos entre los esfuerzos del pintor y la política del actual gobierno de promover la "cultura nacional".

"Se está discutiendo la 'cultura nacional', lo que es arte y lo que no es. Hice una película sobre el pasado que dice que influenciar el arte no es el papel de un gobierno. Los artistas deberían hacer arte, no las autoridades", dijo el director a la agencia de noticias PAP en septiembre.

Tras la caída del comunismo en 1989, el público se alejó de las películas del director. Pero el cineasta recuperó importancia con filmes como Walesa (2013), y la nominada al Oscar Katyn (2007), una lúgubre historia sobre 15 mil oficiales y profesionales polacos, ejecutados por la policía secreta soviética en 1940.