AFTEROFFICE
reflector

Muere el cineasta Manoel de Oliveira a los 106 años

El patriarca del cine portugués y el último director activo que comenzó su carrera en las películas mudas, falleció este jueves a los 106 años, dijeron sus colegas. Su última película, un corto titulado "Chafariz das Virtudes", se estrenó en diciembre de 2014.
Reuters
02 abril 2015 12:34 Última actualización 02 abril 2015 12:40
Uno de sus filmes más conocidos, The Convent (1995), fue protagonizado por Catherine Deneuve y John Malkovich. (Reuters)

Uno de sus filmes más conocidos, "The Convent" (1995), fue protagonizado por Catherine Deneuve y John Malkovich. (Reuters)

LISBOA.- Manoel de Oliveira, patriarca del cine portugués y el último director activo que comenzó su carrera en las películas mudas, falleció este jueves a los 106 años, dijeron sus colegas. De Oliveira filmó películas desde 1931 y la edad no lo detuvo.

Durante las últimas dos décadas filmó una película por año, más interesado en los filmes como arte que en otros de corte más comercial, pero sus producciones siempre tenían público. El director falleció en su casa en su ciudad natal de Porto, en el norte de Portugal.

"Su edad era avanzada. Pero era joven de corazón, estaba hechizado con la vida. Su actitud de niño ingenuo era admirable en su trabajo", dijo la actriz Gloria de Matos. Su última película, un corto titulado "Chafariz das Virtudes", se estrenó en diciembre del 2014, el mes en que cumplió 106 años.

Ese mes también recibió la Orden Nacional de la Legión de Honor de Francia, donde era sin dudas más conocido que en su país natal. Con sus maneras meditabundas y su cámara lenta, el portugués se ganó elogios más allá de Portugal y era una presencia fija en los principales festivales cinematográficos europeos.

Entre sus muchos premios figuran dos León de Oro en Venecia, el premio del jurado y una Palma de Oro en Cannes por su trayectoria.
Muchas de las películas de De Oliveira estaban ambientadas en Porto y el relativo atraso de la región y los elementos supersticiosos brindaban el telón de fondo.

Manoel Cándido Pinto de Oliveira nació en una familia de acaudalados industriales y originalmente se capacitó como actor. La falta de éxito comercial y la censura en su país bajo la dictadura de Antonio Salazar limitaron su trabajo como director de películas hasta la década de 1970.

Uno de sus filmes más conocidos, The Convent (1995), fue protagonizado por Catherine Deneuve y John Malkovich. Oliveira también dirigió la última aparición del astro italiano Marcello Mastroianni en el cine, Viagem ao Princípio do Mundo, estrenada en 1997.
Las apariciones en el cine de Oliveira van desde la primera película hablada de Portugal, Cancao de Lisboa, hecha en 1933, a una breve aparición en el filme de 1995 de Wim Wenders Lisbon Story