Chile despide con duelo nacional a su 'antipoeta'
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Chile despide con duelo nacional a su 'antipoeta'

COMPARTIR

···
After Office

Chile despide con duelo nacional a su 'antipoeta'

El poeta y académico universitario chileno nacido en 1914, que recibió en 2011 el prestigioso Premio Cervantes, falleció este martes.

Rosario Reyes
24/01/2018

A las afueras de la casa con vista al pacífico, que Nicanor Parra se compró con el dinero que recibió en 1991 por el premio Juan Rulfo, aguardan, arremolinados, periodistas y admiradores. “Pero la familia ha mantenido un perfil muy bajo, no ha dejado entrar más que a los suyos”, cuenta el reportero Pedro Pablo Guerrero desde la redacción de El Mercurio.

La villa en la Comuna de la Reina, a 120 kilómetros de Santiago, es desde ayer domicilio de una despedida sentida, pero esperada. “La edad que tenía -relata desde el otro lado de la línea telefónica- hacía que esto pudiera pasar en cualquier momento”, dice. El utodenominado antipoeta tenía 103 años.

Acompañado por su familia, Nicanor Parra falleció la madrugada de ayer, “por causas naturales”, de acuerdo con información de la prensa local.

Oficialmente, se declararon dos días de luto nacional en Chile, a partir de hoy.

Hacia las 10 de la mañana de ayer, la presidenta Michelle Bachelet envió sus condolencias vía Twitter: “Chile pierde a uno de los más grandes autores de la historia de nuestra literatura y una voz singular en la cultura occidental. ¡Estoy conmovida por el fallecimiento de Nicanor Parra! Mi más profundo pésame a su familia”.

,
,


Hasta el cierre de esta edición no se había dado a conocer información alguna sobre los funerales. “La familia ha mantenido mucha reserva”, asegura el periodista.

“Es muy querido acá, como podría ser un cantante de tango o un futbolista en Argentina. Todo el mundo lo conoce, incluso gente que no lo ha leído, pero es una figura que forma parte del imaginario nacional, de la identidad chilena. Su obra renovó la poesía en lengua española, no solamente chilena, no solamente hispanoamericana, sino la poesía en lengua española toda. Es de una importancia enorme”.

Científico y matemático, a mediados del siglo XX maduró su propuesta rupturista con la publicación, en Chile, de Poemas y Antipoemas (1954).

Su obra, asegura David Huerta, forma parte del canon literario, junto a otros autores como César Vallejo, Pablo Neruda y Jorge Luis Borges.

“Más allá de América Latina su figura admirable, imponente, se suma a la de los grandes viejos de la poesía universal, como Victor Hugo y Walt Whitman, que fueron hombres que alcanzaron una edad bíblica.
Nicanor murió a los 103 años, ¡es una hazaña poética!”.

Tras enterarse de la muerte del poeta, Efraín Bartolomé escribió el poema Devorar hojas de Parra:
Nicanor Parra siempre me divierte y a veces me deslumbra./ Pocas veces me conmueve, pero también las hay./ Es un innovador continuo de las formas en un lenguaje que parece prosa/ y que renglón tras renglón se trepa a la poesía./ Allá, en lo alto, apunta al fondo del abismo con su vara mágica:/ la pone sobre su hombro y la arroja con fuerza./ Luego se lanza tras ella y, casi a punto de chocar con el fondo rocoso,/ la retoma y sube volando por el aire como Supermán./ Así, como si nada.../ Es, como Huidobro, antipoeta y mago./ De su chistera saca, en vez de conejitos, dinosaurios y tigres./ Luego se los come./ Le regala las sobras al lector que, casi irremediablemente, aplaude./ Ha muerto Nicanor mientras jugaba con su espíritu./ Deja un puñado de Artefactos y un costal de sermones/ en la voz del Cristo de Elqui./ Ha muerto Nicanor./ ¡Vivan las Hojas de Parra!

El ganador del Premio Cervantes 2011 fue un eterno candidato al Nobel. No lo recibió, dice Salvador Mendiola, porque no era comunista.

“Le tocó un momento horrible en su país, cuando el único que hacía poemas era Pablo Neruda y los comunistas soberbios como él eran los héroes de la literatura. No se lo dieron, igual que a Borges y a Kafka, porque hay que ser comunista y medio judío como Phillip Roth, o imbécil como Murakami”.

Mendiola destaca que el chileno le devolvió a la poesía el sentido del humor y la regresó al habla popular. “Dejó que cualquiera como yo, o el niño bonito de Bañuelo, fueran admirados. Creo que eso es bello, que los pobres, los tarados, los sin cultura podamos hacer poesía gracias a Nicanor Parra”.

El autor de Poemas para combatir la calvicie atribuía su longevidad a la chicha, una bebida tradicional chilena. Tuvo tiempo para celebrar el centenario de su hermana Violeta, en 2017.

“Fue el faro para toda esa familia”, dice el decimista Frino. “Fue un extraordinario poeta, para nada solemne, catedrático en Oxford. Significó una vertiente distinta en las letras latinoamericanas. Ahí queda su obra para ser estudiada y recordada”.

LA DESPEDIDA
El poeta ha sido conmemorado en diversos ámbitos de la sociedad chilena. Ayer, durante el anuncio de su gabinete, el presidente electo Sebastián Piñera pidió un minuto de silencio. “Lo único que le faltaba para ser inmortal era haber dejado este mundo terrenal”, dijo.

En sus redes sociales, el equipo Colo-Colo modificó su escudo, con la cara del bardo y un mensaje de duelo. “Descanse en paz don Nicanor. Enviamos nuestras condolencias a toda la familia Parra, una gran familia colocolina que ha sido fundamental para la cultura chilena y universal”.

La Selección chilena de futbol publicó en Twitter: “Creador talentoso en extremo y que siempre dejó el nombre de Chile bien puesto en todos lados. Sin duda, Nicanor Parra fue, es y seguirá siendo un tremendo crack. ¡Buen viaje, don Nica!”.

También el programa de TV infantil 31 Minutos le rindió homenaje, al publicar una fotografía de un podio vacío con un letrero en alusión a uno de sus poemas, en el que se lee: “Voy & vuelvo”.

,