AFTEROFFICE
BUENA VIDA

Montblanc conmemora
10 años de su TimeWalker

Para celebrar una década de su colección TimeWalker, la firma alemana Montblanc presentó en enero pasado el TimeWalker Extreme Chronograph DLC, un espectacular reloj en acabado Diamond-like Carbon.
Ruth Martín
25 febrero 2014 21:25 Última actualización 26 febrero 2014 5:0
El reloj cuenta con 25 rubíes en su funcionamiento. (Cortesía)

El reloj cuenta con 25 rubíes en su funcionamiento. (Cortesía)

Con el estreno en 2004 de la colección TimeWalker de Montblanc, llegaba al mercado una nueva familia de relojes que definían un vocabulario fresco en cuanto a diseño se refiere. Una línea que destacaba, entre otros méritos, por sus novedosas formas arquitectónicas que combinaban la tecnología masculina con la elegancia más sport y que ha hecho de ella una de las de mayor éxito de la firma.

Desde su nacimiento en 1906 bajo el lema “fabricantes de plumas estilográficas de oro de alta calidad”, Montblanc ocupa un lugar destacado en el sector más refinado de estos porductos, pero fue en 1997 cuando decidió adentrarse en el universo de la relojería de alta gama. Desde entonces, afincado en su manufactura en Le Locle, Suiza, viste las muñecas de hombres y mujeres amantes de la maestría artesanal.

La firma alemana aprovechaba su presencia en el Salon International de la Haute Horlogerie (SIHH) el pasado mes de enero, uno de los eventos más importantes del mundo en el sector de la relojería, para presentar el TimeWalker Extreme Chronograph DLC. Un nuevo reloj para ellos que se suma a la familia TimeWalker como celebración a sus 10 años de historia.

El modelo, que mantiene el característico estilo de la serie, presenta un espectacular acabado Diamond-like Carbon en color negro, que hace mucho más resistente su caja, gracias a las minúsculas esférulas de vidrio a alta presión que se adhieren a la caja, quizá la mayor de las novedades.

Otros detalles a destacar son el Calibre MB 4810/507 de cuerda automática y con función de cronógrafo, que cuenta con 25 rubíes en su funcionamiento, una reserva de energía de 42 horas, elaborado bajo las reglas que rigen el arte de la relojería suiza.

Aunque se presentó en el SIHH, el modelo llegará al mercado de México a finales de este año.