AFTEROFFICE
CULTURAS

Momias animadas atacan los cines mexicanos

Prepárate para el estreno de la nueva cinta animada "La leyenda de las Momias de Guanajuato", dirigida por Alberto Chino Rodríguez. “Quédense en la sala al final de los créditos, porque ahí verán una pista de lo que viene”, recomienda el creador. 
Rosario Reyes
08 octubre 2014 22:21 Última actualización 09 octubre 2014 5:0
La leyenda de las momias de Guanajuato llega a la animación en el cine. (Cortesía)

La leyenda de las momias de Guanajuato llega a la animación en el cine. (Cortesía)

En la nueva entrega de la saga de Ánima Estudios, Leo San Juan recibe su primer beso, Don Andrés se enamora y el Alebrije (Rafael Inclán) encuentra un amigo (Evaristo, con la voz de Lalo España). Con la ayuda de Teodora, una fantasmita nice, los personajes viajan a Guanajuato para buscar a su amiga Xóchitl, otra alma del más allá, y se encuentran con que una fuerza oscura está reviviendo a los muertos. Entre éstos, hay espíritus buenos y otros muy malos.

La leyenda de las Momias de Guanajuato, dirigida por Alberto Chino Rodríguez, llegará a las salas del país con 600 copias el próximo 30 de octubre.

Un terror depurado, más de una hora de música y una estética oscura recrean el Guanajuato minero de 1810. Tras una exhaustiva investigación y tres años de trabajo, la producción mexicana de Fernando de Fuentes y José Carlos García de Letona está lista para su exhibición nacional en cines y plataformas digitales.

Su presupuesto fue 75 por ciento mayor que el de su predecesora, La Leyenda de la Nahuala, la cual recaudó 250 millones de pesos en taquilla, con la mitad de copias, afirma De Fuentes, quien se reserva el monto de la inversión, pero comparte que una cinta de animación cuesta entre 25 y 80 millones de pesos. El nuevo título consolida una saga que durará, coinciden Rodríguez y De Fuentes, “hasta que el público quiera”.

Ánima Estudios abrió camino a la animación con una primera entrega de leyendas mexicanas, además de producir en 2011 Don Gato y su pandilla, una licencia de Warner Bros., que recaudó 120 millones de pesos y se estrenó en 24 países. “Son los beneficios de la animación, no sólo la puedes vender en tu país, si tiene calidad, se puede exportar a todo el mundo”, asegura el productor. El éxito de estas películas de temática local, abunda, se debe a que el público mexicano quiere conocer sus historias.

“Hollywood es el mejor productor del mundo y nosotros consumimos mucho sus películas, pero cuando llega algo distinto, que conecta más con nuestra cultura, no necesitamos invertir millones de dólares para producirlos; yo veo ahí una ventaja importante”.

Ánima Estudios continúa poniendo a prueba sus límites, añade el director. La productora ya trabaja en dos ideas más sobre leyendas mexicanas. “Quédense en la sala al final de los créditos, porque ahí verán una pista de lo que viene”, recomienda.