AFTEROFFICE
culturas

Mikel Erentxun, íntimo 'impasse'

Tras enfrentar a la muerte, Mikel Erentxun se acerca al público con un show en el que su voz es arropada únicamente por su guitarra. "Cuando te sientes en el abismo, cambia la perspectiva de todo", admite el músico español.
Rosario Reyes
29 mayo 2016 21:55 Última actualización 30 mayo 2016 5:0
Durante su hospitalización comenzó a darle forma al que, dice, es su álbum más personal. (Cortesía)

Durante su hospitalización comenzó a darle forma al que, dice, es su álbum más personal. (Cortesía)

Solo en el escenario, abrazado a su guitarra, entregando sin artificios las canciones que escribió de cara a la muerte. Así se presentará mañana Mikel Erentxun en el bar Caradura de la Ciudad de México.

En los últimos dos años el cantante ha vuelto sobre sus pasos. No sólo se reunió con Diego Vasallo para la gira mundial de Duncan Dhu El duelo –título del disco que realizaron después de que la banda se desintegró hace 14 años-, sino que un ataque cardiaco le hizo reflexionar sobre la fragilidad de la existencia y, como testimonio, grabó el álbum acústico A corazón abierto.

“Cuando te sientes en el abismo, cambia la perspectiva de todo”, admite el músico español. Hace una lectura positiva de su crisis de salud. “Mi escala de valores ha cambiado, disfruto más del día a día, de las cosas cotidianas, llevo una vida más saludable, una dieta, hago deporte. Este tipo de sustos son pequeños cambios de timón, estoy mejor que antes, tengo un buen disco y vivo mejor. No está tan mal”.

Durante su hospitalización comenzó a darle forma al que, dice, es su álbum más personal. “Pasaron muchas cosas por mi cabeza: el futuro, el pasado, quiénes somos, a dónde vamos, qué es el amor, qué echas de menos cuando crees que te vas a morir”. Y sobre eso escribió nuevas canciones que grabó en directo.

Para Erentxun, tocar en formato acústico ante audiencias de entre 200 y 500 espectadores es de cierta forma un lujo. “Quizá llevaba mucho tiempo en grandes escenarios y he descubierto otro mundo que tenía olvidado; estoy disfrutando más que nunca, esta gira me está pareciendo fantástica”, comparte.

Viajar acompañado sólo por su guitarra es también una oportunidad de mantenerse activo en medio de la crisis económica, al tocar en lugares más pequeños que los habituales y en un formato asequible. Actualmente en España hay foros en los que no puede presentarse con cinco músicos.

Pero por encima de la estrechez, el formato más discreto tiene una intención artística, destaca. “Me permite presentarme de una manera mucho más poética, emocional, regresar un poco al origen; las canciones nacen así en mi casa, con la guitarra, y así las conoce ahora la gente”.

Con esta propuesta se presentará por primera vez en Ecuador, donde ofrecerá un par de conciertos después de sus presentaciones en México, para seguir en España y, luego de ofrecer 20 fechas con Ducan Dhu, cerrará su gira A corazón abierto para grabar un nuevo disco con las canciones que está escribiendo.

“Quiero pensar que son pequeños poemas, cada una cuenta una historia con música y palabras. Me gusta que se escuchen y también se puedan leer, aunque están escritas para ser cantadas”, dice el músico, quien se encuentra muy cómodo con este formato, a su parecer, el más adecuado para que el público lo oiga.

“En un escenario donde solamente hay un cantante con su instrumento, el foco de atención hacia lo que está diciendo se vuelve mucho mayor. Creo que la gente está descubriendo ahora muchas letras que, cuando están rodeadas de guitarras eléctricas y batería, pasan desapercibidas”, considera.

Sin embargo, en su próxima producción volverá al rock eléctrico. “Esta es una etapa como muchas otras, es lo que me pedía el cuerpo. Aunque mi nuevo disco va a ser todo lo contrario, lo grabaré a final del verano y vuelvo al mundo del rocanrol. Pero por ahora estoy disfrutando mucho este impasse más íntimo”.

Duncan Dhu, el dueto que integró con Diego Vasallo en San Sebastián, en 1984, ha vuelto a ser un proyecto vivo, asegura el creador de A un minuto de ti.

Ambos músicos permanecieron juntos casi 15 años ininterrumpidos y crearon éxitos como el emblemático En algún lugar. Tras la disolución del grupo iniciaron proyectos por separado.

“Sigo dedicado a mi carrera solista, que ya es más larga que la trayectoria de Duncan Dhu, aunque el grupo es mucho más conocido. Hace un año y medio suspendimos la gira porque Diego tuvo problemas de salud y en verano vamos a ofrecer otros 20 conciertos. Después de eso, cada uno volverá a su trabajo individual y no tenemos otra fecha acordada para reunirnos, pero sí lo haremos, eventualmente”, afirma.

Acuda
A corazón abierto
Bar Caradura, Nuevo León 73, Condesa
Martes 31, 21:00 horas. $300