AFTEROFFICE
culturas

Miguel León-Portilla celebra 90 años de vida en su alma mater

El connotado historiador y filósofo mexicano Miguel León-Portilla celebró en la UNAM nueve décadas de vida. En la ceremonia encabezada por el rector de la UNAM, Enrique Graue Wiechers, León-Portilla expresó que: "mi vida ha sido muy feliz, estoy en paz con la vida, ella ha sido generosa conmigo".
Notimex
22 febrero 2016 15:27 Última actualización 22 febrero 2016 16:54
Arropado por los aplausos y los ¡Goya! el experto en pensamiento y la literatura náhuatl, se dejó consentir por los presentes. (Tomada de la página oficial de la UNAM)

Arropado por los aplausos y los ¡Goya! el experto en pensamiento y la literatura náhuatl, se dejó consentir por los presentes. (Tomada de la página oficial de la UNAM)

“A lo largo de 90 años he tenido el privilegio de conocer a tanta gente, mi vida ha sido muy feliz, estoy en paz con la vida, ella ha sido generosa conmigo y al pensar en la vida, pienso en Dios”, aseguró hoy aquí el connotado historiador y filósofo mexicano Miguel León Portilla (1926).

Durante un homenaje por sus nueve décadas de vida, celebrado en el Centro Cultural Universitario (CCU), en el sur de esta capital, el también investigador emérito de la Máxima casa de estudios habló sobre su vida, sus maestros y lo importante que fue su alma mater en su formación intelectual.

En la ceremonia encabezada por el rector de la UNAM, Enrique Graue Wiechers, León-Portilla expresó que: “en la Universidad he tenido parte sustancial de la formación intelectual, en ella tuve a maestros excepcionales como Ángel María Garibay, gracias a quien pude hacer muchas cosas.

Arropado por los aplausos y los ¡Goya! el experto en pensamiento y la literatura náhuatl, se dejó consentir por los directores de las academias: Mexicana de la Lengua, Mexicana de Historia, por las autoridades de los Institutos de Investigaciones Históricas y de Antropología e Historia y otros expertos que abordaron sus variados perfiles.

El rector de la UNAM expresó su beneplácito no por los 90 años del autor de La visión de los vencidos, sino porque haya existido y su existencia haya estado íntimamente ligada a la Universidad Nacional Autónoma de México

Don Miguel es un ser ejemplar, un humanista multifacético, escritor prolijo, redentor de nuestros orígenes, apasionado de nuestra cultura y lenguas autóctonas, un maestro de generaciones, un historiador de historiadores y un ciudadano y hombre ejemplar”, expresó el rector.
Dejó en claro también que para la UNAM, León-Portilla es y ha sido uno de los iconos universitarios más conocidos y reconocidos.

“Usted le ha dado lustre y vida a nuestro lema universitario y a la universidad el reconocimiento universal, gracias, le agradecemos quien es y le apreciamos su sencillez y genuina alegría, su generosidad con el saber y en mi caso, su sincera amistad”, expresó.

En el Teatro Juan Ruiz de Alarcón, Ana Carolina Ibarra, directora del Instituto de Investigaciones Históricas de la UNAM, celebró los 90 años de León-Portilla y comentó que, desde este Instituto, el homenajeado ha escrito y publicado la mayor parte de su obra.

“Ahí, fue pionero de la creación de un área dedicada al estudio de la historia de los pueblos indígenas y sembró entre nosotros, el interés y amor por los pueblos originarios. Él es para nosotros un sabio, tal y como lo entendían los antiguos nahuas; una luz, un espejo agujerado por ambos lados; suya es la tinta negra y roja, de él son los códices”, indicó.

En su oportunidad, Jaime Labastida Ochoa, director de la Academia Mexicana de la Lengua (AML), precisó que León-Portilla es el decano de la institución que encabeza y refirió que ha ocupado de manera interrumpida la Cátedra desde hace 55 años.

“Por esa causa, posiblemente no sea el académico con mayor antigüedad en la academia mexicana, sino en todas las academias del planeta, sin que importe la disciplina a la que se dedique”, indicó.

Labastida Ochoa destacó además que don Miguel ha realizado aportaciones en el ramo de la historia que le es propio y detalló que hoy por hoy, “es el intelectual más reconocido en el mundo entero”.

Al homenaje se dieron cita también historiadores, lingüistas, arqueólogos, filósofos, cronistas, escritores, libreros y bibliófilos, quienes hablaron de las diferentes facetas que ha cultivado a lo largo de vida académica y profesional.