'Mi cena con André', diálogo sobre el teatro y la vida
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

'Mi cena con André', diálogo sobre el teatro y la vida

COMPARTIR

···
After Office

'Mi cena con André', diálogo sobre el teatro y la vida

Boris Schoemann y Manuel Ulloa presentan la versión teatral de una obra escrita hace más de 30 años en la que los personajes van descubriendo a una persona distinta a la que dejaron hace una década y sin embargo, el afecto que los une, permanece.

Rosario Reyes
26/01/2018
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Dos amigos se reencuentran después de diez años y se citan en un restaurante neoyorkino. Ante las miradas -a veces indiscretas- de los comensales atraídos por su acalorada conversación, van descubriendo a una persona distinta a la que dejaron hace una década y sin embargo, el afecto y el respeto que los une, permanecen.

Wallace Shawn,
quien ha actuado en cintas como Manhattan, Días de radio y Melinda y Melinda, de Woody Allen, escribió junto al dramaturgo y director inglés André Gregory el guión de Mi cena con André, una cinta de 1982, dirigida por Louis Malle. Esos diez años que los amigos dejaron de verse y su reencuentro, sin saber qué había sido de la vida del otro, dieron paso a la película, protagonizada por ellos mismos.

En ese curso de reencuentros que plantea la cinta, los actores y directores Boris SchoemannManuel Ulloa, presentan la versión teatral de una traducción que existía hace 30 años. Ulloa se fue a vivir a París a principios de 2000 y Schoemann,se quedó en México. Una primera versión se presentó el año pasado en la Sala Novo del Teatro La Capilla y ahora los amigos vuelven a la escena.

“Es el teatro que me ha interesado toda la vida, el teatro de la palabra, que tiene algo qué decir, más allá de la parafaernalia escénica”, comparte Schoemann sobre el montaje que sucede efectivamente en una cena a la que está convocado el público a partir de este jueves 25 en la Sala del Centro Cultural del Bosque.

,
1
 

 

teatro
,
ACUDE
Mi cena con André
Sala del Centro Cultural del Bosque. Reforma y Campo Marte, Chapultepec
Del jueves 25 de enero al domingo 25 de febrero
Jueves y viernes 20:00; sábado 19:00 y domingo 18:00 horas $150

50% de descuento a estudiantes, maestros y afiliados al Inapam, Maestros a la Cultura y Sépalo|

75% trabajadores inba | Jueves al Teatro: $30 | Viernes al Teatro en Bici: $45.
,


“El público cena, toma una copa y es testigo de su conversación, como nos sucede en la vida real, a veces nos sentimos atraídos por lo que hablan en la mesa de al lado. Estos amigos hablan de sus cosas, que al final, son las nuestras, de todos”.

Mi cena con André plantea un cuestionamiento sobre el teatro, el ámbito profesional que este par de amigos viven de maneras distintas. “Uno está preocupado por pagar la renta y montar algún espectáculo para ganar dinero, tiene una visión muy occidental, consumista. El otro cuenta sus anécdotas con Grotowski, habla de Brecht, del teatro como un hecho fundamental, así como de sus viajes a la India, al Tíbet”.

Por esos viajes iniciáticos, André Gregory se pregunta seriamente si su quehacer en el teatro ha valido la pena, comparte Schoemann, quien interpreta al director inglés. “Son esos momentos de dudas que todos tenemos en nuestras carreras: cómo renovarse artísticamente, creativamente, cómo estar al día con el público, cómo lograr que el teatro no sea obsoleto, habla de muchos puntos finos que resultan en una reflexión profundísima, basada en las experiencias de vida de
esos dos personajes”.

A propósito de su vigencia que ya cuestionaba este texto hace 35 años, Boris Schoemann asegura que el teatro permanece, gracias a que se renueva de distintas maneras.

“Lo más interesante de la obra es que es anti teatral aparentemente en cuanto a la puesta en escena, eso de invitar a la gente a escuchar a dos tipos hablando mientras cenan, no parece tan interesante y es todo lo contrario porque ya hemos dejado de escuchar, de ver, todos metidos en el celular, no vemos a los demás y tomarse el tiempo de llegar, cenar y escuchar, es algo bastante novedoso en el mundo actual”.

,