AFTEROFFICE
BUENA VIDA

Un lugar para besuquear mucho mezcal

El mezcal artesanal vive un 'boom' en todo el país. En Polanco acaba de abrir "Los Amantes", una mezcalería donde podrás degustar lo mejor que existe sobre esta bebida mexicana. 
Myrna Martínez
25 septiembre 2014 21:54 Última actualización 26 septiembre 2014 5:0
Etiquetas
El mezcal artesanal es una de las bebidas que más auge tienen en la Ciudad de México. (Archivo)

El mezcal artesanal es una de las bebidas que más auge tienen en la Ciudad de México. (Archivo)

Si el mezcal es la única bebida que se toma a besos, entonces la nueva mezcalería "Los Amantes" es el lugar perfecto para los besucones, ya que presume de ser el único espacio con más de 260 variedades.

El nombre "Los Amantes" inmediatamente remite al pequeño local abierto en la ciudad de Oaxaca en 2007 por el pintor Guillermo Olguín, a sus paredes con fotografías de maestros mezcaleros de la región, a su decoración tradicional y, por supuesto, a su mezcal artesanal.

La nueva sucursal, la segunda en Polanco, tiene un espíritu muy distinto a la matriz. En las paredes hay afiches de distintas marcas, como una gran cabeza de venado representando a El Tinieblo, y luces neón con frases mezcaleras: “Ay mezcal, ya me volviste a dar”; “Si el mezcal te pone loco, bebe otro poco”, o “El mezcal no te crea ni te destruye, sólo te transforma”.

La mezcalier Andrea Gandarillas, originaria de Oaxaca, va de mesa en mesa para hacer alguna recomendación a los comensales curiosos.
“Cada vez se suman más etiquetas. Tenemos mezcales de los ocho estados del país con denominación de origen de las distintas zonas de Oaxaca, y dos más que no tienen denominación”, dice la experta.

“Tenemos desde espadín hasta agaves silvestres; destilados en olla de barro o en alambiques de cobre; jóvenes, reposados y añejos; con graduaciones altas o bajas; algunos superan los 50 grados de alcohol”.

Los mezcales se pueden “besar” en copas de dos onzas y, para los menos atrevidos, en algún coctel de maracuyá con apio o de mazapán. El laboratorio de mixología presenta cada semana nuevas creaciones. Pero para iniciarse en esta bebida se recomienda la degustación de tres tipos de la casa "Los Amantes" con un costo de 270 pesos, o probar destilados de agaves silvestres en 350 pesos.

“Hay algunos más ahumados, herbales, florales, con sabores más dulces y cítricos; el sabor depende del tipo de agave, de destilación, del suelo donde se sembró y del maestro mezcalero”, explica Gandarillas.

“Para reconocer un buen mezcal se pone un poco en las manos, se frota y se huele. Tiene que oler a agave cocido; si huele a alcohol es de baja calidad”.

La carta de alimentos está diseñada por el chef Gustavo Merino, quien realizó una investigación sobre los sabores oaxaqueños que mejor se llevan para maridar con el mezcal y realizó sus propias versiones. Él recomienda los platillos con hoja santa, que se lleva muy bien con los destilados en barro; los tacos con chilorio de pato, y tradicionales como las tlayudas y los crujientes tacos de gusanos de maguey.

Entre sus creaciones también hay variedades de ceviches, que por su toque cítrico, asegura Merino, van muy bien con los destilados suaves.
La mezcalier recomienda tenerle respeto a este trago, y no combinarlo con otras bebidas alcohólicas, porque de lo contrario, tendrá una borrachera segura.

1
Rey Campero Jabalí

Es de un agave muy raro (jabalí), se necesita mucho cuidado en su fabricación.

Precio:150 pesos (copa). 1,800 pesos (botella).

Mezcal

  

1
Santa Tierra

Espadín destilado en olla de barro, con un sabor ahumado.

Precio: 120 pesos (copa). 1,440 pesos (botella).

Mezcal

   

1
Real Minero Pechuga

Mezcal espadín con triple destilación.

Precio: 220 pesos (copa). 2,640 pesos (botella).

Mezcal

   

1
Los Amantes

Mezcal joven de espadín con triple destilación. Es suave y herbal.

Precio: 140 pesos (copa), 1,680 pesos (botella).

Mezcal

  

1
El Cortijo

De agaves silvestres, reposado con gusano.

Precio: 140 pesos (copa). 1,680 pesos (botella).

Mezcal