AFTEROFFICE
DEPORTES

México-Uruguay, el plato fuerte del Grupo C en la Copa América

La composición de los cuatro grupos tras el sorteo realizado el domingo quedó definida. El torneo arrancará en Santa Clara, donde el anfitrión Estados Unidos enfrentará a Colombia en el Grupo A, el 3 de junio.
AP
21 febrero 2016 22:21 Última actualización 21 febrero 2016 22:22
El evento, ideado para conmemorar los 100 años de la Copa América, participarán las 10 selecciones de Sudamérica y seis de Concacaf. (Tomada de Twitter Oficial)

El evento, ideado para conmemorar los 100 años de la Copa América, participarán las 10 selecciones de Sudamérica y seis de Concacaf. (Tomada de Twitter Oficial)

De entrada, el Grupo C ofrece como plato fuerte el choque México-Uruguay.

"Empezamos con Uruguay, un país pequeño pero con una grande historia futbolera", acotó Juan Carlos Osorio, el entrenador colombiano de México, vigente campeón de la Copa de Oro de la CONCACAF.

"Creemos que nos tocó un grupo, o somos parte de un grupo, con una mezcla muy interesante. Tres naciones con diferentes ideas de juego", añadió Osorio.

Un año después que Alexis Sánchez clavó el penal decisivo que le dio a Chile el título de la Copa América ante Argentina, los dos vecinos se reencontrarán en su primer partido de la edición centenario del torneo continental.

Chile conquistó su primer título internacional al vencer en una tanda penales a Argentina en la final del año pasado, en la que fue anfitrión. El lunes 6 de junio, ambas selecciones volverán a vérselas en Santa Clara, California por el Grupo D.

"Enfrentar una vez más a Argentina conlleva una dificultad extra", dijo Juan Antonio Pizzi, el técnico que recién el mes pasado fue nombrado para dirigir a la Roja tras la salida del también argentino Jorge Sampaoli.

Su colega argentino Gerardo Martino comentó que se trata de dos partidos con ribetes distintos: "No se puede comparar con la final de la Copa América, que fue una cosa única".

El torneo arrancará también en Santa Clara, donde el anfitrión Estados Unidos enfrentará a Colombia en el Grupo A, el 3 de junio. El estadio Levi's de esa ciudad en la zona de la bahía de San Francisco albergó el Super Bowl a comienzos de este mes.

La composición de los cuatro grupos tras el sorteo realizado el domingo en Nueva York es la siguiente:

Grupo A: Estados Unidos, Colombia, Costa Rica, Paraguay.

Grupo B: Brasil, Ecuador, Haití, Perú.

Grupo C: México, Jamaica, Venezuela, Uruguay.

Grupo D: Argentina, Chile, Panamá, Bolivia.

Los dos primeros de cada uno de los cuatro grupos avanzarán a los cuartos de final del torneo, que se disputará en 10 ciudades de Estados Unidos hasta el 26 de junio.

Las semifinales se jugarán en Houston y Chicago. El duelo por el título será en East Rutherford, Nueva Jersey.

El torneo se perfila para convocar a lo más granado del fútbol continental. Lionel Messi tendría la oportunidad de conquistar el esquivo título que ansía con la selección mayor. El brasileño Neymar, el uruguayo Luis Suárez, el mexicano Javier Hernández y el colombiano James Rodríguez también podrían presentarse en el cartel de estrellas.

A priori, el Grupo A se antoja como el más exigente del certamen al incluir al local contra dos selecciones que alcanzaron los cuartos de final del Mundial de Brasil 2014. Y Paraguay, el cuarto en liza, accedió a las semifinales de la pasada Copa América.

El partido inaugural evocará el enfrentamiento que ambos equipos disputaron por la primera ronda del Mundial de Estados Unidos 1994, en que el local ganó 2-1 y que es recordado por el autogol del defensor colombiano Andrés Escobar para abrir el marcador. Colombia llegó a ese Mundial con cartel de favorito, pero se despidió tras la fase inicial, y Escobar murió ultimado a balazos al regresar a su país natal.

"Es una de las zonas más duras por la historia de los equipos", mencionó José Pékerman, el técnico argentino de Colombia. "Es historia pura y muy bonita".

Jurgen Klinsmann, su colega alemán de Estados Unidos, consideró que "desde el silbatazo inicial en Santa Clara vamos a tener que estar bien preparados".

Luego de su debut, argentinos y chilenos no deberían complicarse para sortear la llave al enfrentar a Panamá y Bolivia. Los panameños se bautizan en un torneo de esta envergadura, mientras que los bolivianos se ubican en los puestos de fondo de las eliminatorias tras perder tres de sus primeros cuatro partidos.

Ecuador y Brasil pondrán en marcha su grupo el 4 de junio en Pasadena, California.

En un año en el también acometerán los Juegos Olímpicos en casa, el técnico de Brasil Dunga buscará redención para un equipo que fue goleado por Alemania en las semifinales del pasado Mundial y luego decepcionó en la Copa América de Chile.

"La presión es habitual para Brasil, sólo se vale ganar", dijo Dunga. "Es una presión buena que te hacer pensar y trabajar para conseguir el resultado".

El debut de Brasil será en el estadio Rose Bowl, el mismo escenario donde Dunga, el actual seleccionador de Brasil levantó como jugador en 1994 el cuarto título mundial de la Verdeamarela.

La Copa del Centenario se concibió para celebrar los 100 años de la realización de la primera Copa América, el torneo sudamericano que es el más antiguo a nivel de selecciones.

Pero la idea del torneo fue lo que llevó después a un escándalo de corrupción que sacudió los cimientos del fútbol en toda la región.

Una investigación estadounidense, destapada en mayo del año pasado, señaló que la compañía Datisa, que se conformó para obtener los derechos comerciales del certamen, repartió 110 millones de dólares en sobornos a dirigentes sudamericanos.

Varios dirigentes, incluyendo dos expresidentes de la Conmebol, y varios empresarios de mercadeo deportivo fueron acusados y se declararon culpables.

El caso criminal llegó a poner en duda la celebración del torneo, que se quedó sin los ingresos por sus derechos comerciales a menos

Pero los organizadores rescindieron el contrato con Datisa y convocaron a una subasta de última hora para vender de nueva cuenta los derechos, que fueron adquiridos en diciembre por las compañías estadounidenses IMG y Soccer United Marketing (SUM), esta última la rama comercial de la MLS.

"Este es un mundial para América", señaló Carlos Valderrama, el retirado volante colombiano que formó parte de la selección que disputó tres mundiales seguidos en la década de los 90.

Valderrama pronunció la proclama antes de dar comienzo al sorteo montado en la sala de conciertos Hammerstein en el centro de Manhattan. El acto incluyó presentaciones del cantante pop Diego Torres y el reguetonero Yandel.