AFTEROFFICE
CULTURAS

México se gana su sitio en el lujoso Art Basel

Las galerías mexicanas adquieren cada vez mayor importancia en la exclusiva feria Art Basel, que desde ayer se celebra en Suiza y concluirá el próximo 21 de junio. 
Eduardo Bautista
16 junio 2015 22:19 Última actualización 17 junio 2015 17:58
"Disarm" es el proyecto con el que el artista Pedro Reyes participa en Art Basel. (Cortesía)

"Disarm" es el proyecto con el que el artista Pedro Reyes participa en Art Basel. (Cortesía)

México está cada vez más presente en Art Basel, la feria de arte más importante del mundo. Artistas nacionales como Gabriel Orozco, Abraham Cruzvillegas, Gabriel de la Mora, Julieta Aranda y Daniel Guzmán ya están en la ciudad suiza de Basilea para mostrar al resto del mundo su talento creativo.

“Cada año crece el interés por los artistas mexicanos en colecciones europeas y de varias partes del mundo, tanto privadas como institucionales”, asegura el artista colimense Gabriel de la Mora, cuyo trabajo es expuesto en Art Basel desde hace una década.

La feria, creada en 1970 por el coleccionista Ernst Beyeler, se organiza en la tercera ciudad más poblada de Suiza, mejor conocida como “La Capital cultural”. Se calcula que tan sólo en Art Basel se mueven hasta 3 mil millones de dólares; es decir, 27 veces más dinero que el Producto Interno Bruto de Haití.

Es por ello que las galerías mexicanas de arte no han perdido la oportunidad de visitar la feria, que arrancó ayer y concluirá el 21 de junio. Algunas de ellas son Kurimanzutto, OMR, Proyectos Monclova y LABOR. Todas coinciden en que viajar a Basilea brinda proyección internacional y prestigio artístico.

Mauricio Cadena, asistente de dirección de LABOR, afirma que, más que las ganancias económicas, lo importante es que los artistas mexicanos puedan establecer conexiones con instituciones de otros países. “Es complicado hablar sobre Basel en términos cuantitativos. El objetivo es catapultar al artista en el panorama internacional”, comenta.

LABOR participa en Art Basel –o ferias alternas, como Liste– desde hace cuatro años. Cadena admite que viajar a este tipo de circuitos es complicado, muchas veces por cuestiones económicas. Dice que la presencia de México es cada vez mayor. Y ello se debe, explica, a que hay una generación de artistas mexicanos bien consolidada.

Este año, LABOR envió a Pedro Reyes, quien expone su proyecto Disarm en la sección Unlimited. Se trata de una instalación de instrumentos musicales elaborados a partir de armas de fuego que confiscó el Ejército mexicano.

Carlos Lara, miembro de la producción de Proyectos Monclova, comenta que en esta edición enviaron a artistas como Federico Herrero, Tania Pérez Córdova y Mario García Torres. Sin embargo, refiere, uno de sus artistas más cotizados es el alemán Christian Jankowski.

“Ir a Art Basel implica participar en un mercado mucho más grande que el latinoamericano; acude otro tipo de público. Participar nos da prestigio como galería e impulsa a nuestros artistas”, apunta Lara.