AFTEROFFICE
deportes

Márquez rompe ‘la tensión Trump’; México vence a E.U.

En medio de la tensión producida por la victoria de Donald Trump a la presidencia estadounidense, la selección mexicana consiguió su primera victoria en partido eliminatorio en Columbus, ciudad en la que jamás había ganado
Alain Arenas
11 noviembre 2016 21:30 Última actualización 11 noviembre 2016 22:12
selección

(Tomada de @miseleccionmx)

Tres días después de la victoria en la presidencia estadounidense del candidato republicano Donald Trump -quien amenazó más de una vez en deportar a los inmigrantes mexicanos de la Unión Americana- la selección mexicana venció 1-2 a Estados Unidos en Columbus, ciudad en la que nunca había podido ganar un partido eliminatorio.

Previo al partido, Michael Bradley –capitán de los estadounidenses y uno de los fervientes seguidores de las elecciones del pasado martes- y Rafael Márquez –capitán del cuadro mexicano- encabezaron una foto grupal en señal de unión de ambos equipos. El miércoles, el mismo Bradley había llamado a que el encuentro se jugara en una atmósfera de respeto, luego de la tensión que provocó la victoria del candidato republicano.

En el encuentro, México rompió su tendencia de tener un bajo rendimiento en los primeros tiempos. Hoy fue todo lo contrario. Maniató a Estados Unidos gracias a la presión de sus delanteros a los defensores, trianguló en espacios reducidos y un gol de Miguel Layún (19’) –con colaboración del arquero Tim Howard- adelantó al equipo en el marcador.


La escuadra que entrena Juan Carlos Osorio pudo estirar la ventaja, luego de un cabezazo de Carlos Vela que se impactó en el poste, pero la fortuna no estuvo de su lado. El partido se diluyó en su primera mitad, con claro dominio visitante.

Para la segunda mitad cambió la tónica del encuentro. Apenas a tres minutos de que se reinició el partido, Jozy Altidore le dio una asistencia a Boby Wood, quien se quitó a Héctor Moreno y, ante la barrida de Layún y el guardameta Alfredo Talavera, disparó para emparejar el cotejo.

Kevin Baxter, reportero de Los Ángeles Times, publicó que hubo intentos de aficionados mexicanos de realizar el canto discriminatorio que se realiza en los despejes de portería, pero que este fue abucheado por el resto de la fanaticada presente en el Mapfre Stadium.

En el partido, ambos equipos se olvidaron de la media cancha y se fueron al ataque. Pero ni los intentos del mismo Wood y de Hirving Lozano no pudieron reflejarse en el marcador. Cuando el partido vivía sus minutos finales, Márquez (88`) cabeceó a primer poste un centro desde el tiro de esquina izquierdo, que se coló en la portería estadounidense para decretar el final del encuentro.

México rompió su sequía de 44 años de no ganar por eliminatorias mundialistas en territorio estadounidense y, de paso, les brindó a los inmigrantes mexicanos una sonrisa ante la incertidumbre que significa el gobierno venidero de Donald Trump.