AFTEROFFICE
reflector

México recupera Códice Chimalpahin, documento fundacional de la nación

Se trata de manuscritos del siglo XVII elaborados por dos de los historiadores de ascendencia indígena más representativos de la época virreinal. La obra, integrada por tres volúmenes, fue recibida por el INAH para su custodia y resguardo en la Biblioteca Nacional de Antropología e Historia.
Redacción
18 septiembre 2014 21:25 Última actualización 18 septiembre 2014 21:32
Estos documentos iban a ser subastados en Londres por la casa Christie's. Sin embargo, el INAH logró concretar una compra privada. (Cortesía INAH)

Estos documentos iban a ser subastados en Londres por la casa Christie's. Sin embargo, el INAH logró concretar una compra privada. (Cortesía INAH)

Con motivo del 75 aniversario del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) y los 50 años del Museo Nacional de Antropología, el gobierno mexicano entregó al pueblo de México el Códice Chimalpahin, documento fundacional de la nación, repatriado por el Estado mexicano en un hecho histórico.

La obra, integrada por tres volúmenes, fue recibida por Teresa Franco, directora general del INAH, para su custodia y resguardo en la Biblioteca Nacional de Antropología e Historia, donde será preservada e investigada para orgullo de todos los mexicanos.

Se trata de manuscritos del siglo XVII elaborados por dos de los historiadores de ascendencia indígena más representativos de la época virreinal: Domingo Chimalpahin y Fernando de Alva Ixtlilxóchitl. Los manuscritos fueron integrados en tres volúmenes por Carlos de Sigüenza y Góngora y son el inicio de la historiografía mexicana: fuente fundamental sobre la vida cotidiana, sociedad y política mexica, así como de la Nueva España del siglo XVI.

"Aquí comienza la crónica y antigüedad de los mexicanos", son las primeras palabras de este documento. Hasta hoy, no existían en México manuscritos originales de Domingo Chimalpahin o De Alva Ixtlilxóchitl, sólo copias de diferentes épocas en distintos archivos y bibliotecas, incluyendo el Archivo General de la Nación, la Biblioteca Francisco Xavier Clavijero de la Universidad Iberoamericana, la Biblioteca Nacional y la Biblioteca Cervantina del ITESM.

Estos documentos invaluables fueron adquiridos por el INAH, el pasado 20 de mayo, a la Sociedad Bíblica de Londres, que los poseía desde el siglo XIX. Su adquisición incrementa el patrimonio bibliográfico mexicano y representa la primera repatriación de un documento fundacional de la nación, patrimonio histórico y cultural del país.

En 1827, José María Luis Mora intercambió con James Thomsen, de la Sociedad Bíblica de Londres, los manuscritos por Biblias protestantes para dar inicio a una campaña nacional de alfabetización. En mayo de este año, estos documentos iban a ser subastados en Londres por la casa Christie´s. Sin embargo, el INAH logró concretar una compra privada y así se evitó que salieran a subasta y se reintegraran al patrimonio cultural de la nación mexicana.