AFTEROFFICE
DEPORTES

México pierde su primer partido del Mundial de Basquetbol ante Lituania

Tras 40 años de no disputar un Campeonato Mundial, la selección mexicana de baloncesto perdió 87-74 frente a Lituania. Sin embargo, mostraron un buen nivel de juego y se enfrentarán a Eslovenia mañana domingo. 
Notimex
30 agosto 2014 15:17 Última actualización 30 agosto 2014 15:28
México no pudo contra la selección de Lituania. (Foto: Twitter)

México no pudo contra la selección de Lituania. (Foto: Twitter)

LAS PALMAS, España.-  Con grandes destellos de calidad, lucha y mucha igualdad hasta la mitad del partido, la Selección mexicana de basquetbol inició este sábado con una derrota contra Lituania (87-74), en ésta que es su quinta participación en la historia del Mundial de Basquetbol.

México comenzó muy bien el partido con un triple de Francisco Cruz, el mayor anotador del equipo en el partido. El Tri tuvo en el primer cuarto un porcentaje muy elevado de acierto en los tiros de dos puntos y convirtió el 100 por ciento de los triples, tres de tres.

El primer cuarto concluyó con México por delante en el marcador por 27 a 22 puntos frente al cuarto equipo de la clasificación mundial de la Federación Internacional de Basquetbol (FIBA), que acortó la diferencia con un triple en el último segundo, y que confirmó hoy su condición de favorito a quedar primero de grupo.

En los primeros compases del primer cuarto, Gustavo Ayón realizó dos faltas, por lo que fue cambiado, al igual que la estrella del equipo lituano, Jonas Valanciunas, que también con dos faltas fue sustituido, lo que marcó la participación de ambos en el partido.

El segundo cuarto comenzó con el dominio mexicano gracias a Cruz y a Israel Gutiérrez, que rompieron la defensa de Lituania con entradas y triples de gran mérito, mientras que el equipo respondía con tranquilidad y concentración a los lituanos, que se aproximaban en el marcador.

Sin embargo, Lituania apretó en defensa y presionó más a México, que se vio obligado a cometer más faltas para tratar de detener su juego.

Fruto de la presión defensiva, a menos de dos minutos para el final del cuarto, con empate entre los dos equipos, Lituania robó un balón, marcó un triple en el contraataque y se puso por primera vez por delante en el marcador.

Al descanso, México desaprovechó la última posesión y llegó con una desventaja de tres puntos (41-44).

Al inicio del tercer cuarto, el combinado nacional salió con el quinteto inicial y con varios robos de balón logró empatar el partido rápidamente e incluso ponerse de nuevo por delante ante una Lituania bloqueada.

Inmediatamente, México se puso por delante, 51-47, con un parcial de 10 puntos a tres, que obligó al entrenador lituano a pedir tiempo muerto, luego del cual Lituania empató con dos triples consecutivos de Jonas Maciulis.

A poco más de tres minutos para el final del tercer cuarto, Ayón cometió su cuarta falta personal, en ataque, y fue sustituido.

Fue entonces cuando México se bloqueó, comenzó a fallar reiteradamente sus ataques ante la fuerte presión defensiva de Lituania y el equipo europeo logró una ventaja de 14 puntos gracias a sucesivos contraataques (67-53), marcando una distancia inalcanzable.

El equipo mexicano marcó un parcial en los últimos tres minutos de dos puntos frente a 20 de su rival.

En el último cuarto volvió Ayón, que logró, nada más salir, romper la maldición de los 53 puntos y marcar la primera canasta de México en casi tres minutos.

La selección mexicana trató de remontar la ventaja lituana en el último cuarto, hasta el final, con triples, robos de balón y contraataques, pero Lituania logró mantenerse por delante gracias a la renta obtenida en el tercer cuarto, a una buena defensa y a un ataque eficaz, sin cometer fallas.

El pabellón en el que se jugó el partido del grupo D del Mundial, el “Gran Canaria Arena”, con capacidad para nueve mil 700 espectadores, registró una entrada importante, de alrededor de tres cuartas partes del aforo total.

La mayor parte del público del encuentro, llevado a cabo en el pabellón de las Palmas, la capital de la isla de Gran Canarias, sur de España, fueron fanáticos lituanos, aunque los seguidores mexicanos se hicieron notar.

Mañana domingo, México se enfrentará a Eslovenia, cuyo equipo venció a Australia con un marcador 90-80 en el debut de ambas selecciones en el Campeonato Mundial de Basquetbol.