AFTEROFFICE
culturas

México 68 revive en Río 2016 a través de muestra

La exposición, que abre el 3 de agosto en el Museo Histórico Nacional de Río de Janeiro, propone una revisión histórica y contemporánea del diseño y los sistemas gráficos de comunicación de los Juegos Olímpicos de México 68 y Río 2016.
La muestra se presenta como parte del programa oficial de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro. (Cortesía Patronato Ruta de la Amistad)

La muestra se presenta como parte del programa oficial de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro. (Cortesía Patronato Ruta de la Amistad)

El hallazgo de cuatro de los seis dibujos de niños brasileños que participaron en la Olimpiada Cultural de México 68, es el centro de la exposición América Latina Juegos Olímpicos: México 68-Río 2016, que abre el 3 de agosto en el Museo Histórico Nacional de Río de Janeiro, cuenta Luis Javier de la Torre, presidente del Patronato Ruta de la Amistad.

“En 68 hubo un festival de cultura infantil y se hizo una convocatoria mundial de dibujo. Vinieron 200 niños a hacer unos murales que estuvieron en Chapultepec. Lo extraordinario es que un día antes de la inauguración cuatro de los seis niños brasileños que enviaron sus dibujos, los van a tener en sus manos nuevamente. Es el gran espíritu de México 68 y es la base de esta exposición, es lo que une a Brasil con México”, agrega acerca de la muestra que se presenta como parte del programa oficial de los Juegos Olímpicos.

La muestra propone una revisión histórica y contemporánea del diseño y los sistemas gráficos de comunicación de los Juegos Olímpicos de México 68 y Río 2016. “La propuesta es poner en paralelo el diseño mexicano de 1968, con el de Río de Janeiro de hoy. Estamos hablando de 50 años de diferencia y aun siendo latinoamericanos, los dos países tenemos un contexto muy diferente”.

1
Globos México '68

  

Globos México '68

De la Torre agrega que mientras en el diseño de los olímpicos de 1968 prevalecía la herencia mesoamericana, a partir de la cual se creó una especie de “imagen corporativa”, en la gráfica de Río 2016, hay elementos como los materiales reciclados y el uso de dispositivos móviles, prescindiendo de impresos (que abundaron en México), como símbolos de modernidad.

“En la exposición los brasileños podrán apreciar cómo metimos nuestras tradiciones, por ejemplo, con los judas gigantes y tendrán una visión de cómo han ido cambiando los materiales, los espacios. México hizo estadios olímpicos muy austeros porque el presidente Díaz Ordaz había indicado que éramos un país pobre y requeríamos unas instalaciones austeras de fácil mantenimiento”.

La plataforma Google se une a esta muestra, con el lanzamiento de la colección especial de su aplicación Street view dedicada a la Ruta de la Amistad, como luce en la actualidad. La firma enviará a Río cardboards (los dispositivos de cartón que se colocan en los teléfonos móviles como una especie de lentes) hechos en México, para completar la experiencia con realidad virtual.

“Este gran evento reivindica al diseño gráfico mexicano, que sí tuvo colaboraciones extranjeras, pero la idea visual de los olímpicos surgió aquí, con un contexto y con una idea de transmitir cómo era México. Cuando los brasileños vean estas imágenes, verán un México muy tranquilo y con la plataforma de Google, verán en contraste un país súper urbanizado”, concluye Luis Javier de la Torre.

La Ruta de la Amistad está integrada por 22 esculturas que van de los 7 a los 25 metros de altura, realizadas por artistas de los cinco continentes y colocadas en Periférico Sur, como parte del Programa Cultural de los Juegos Olímpicos México 68. El proyecto fue concebido por el artista Mathias Goeritz y el arquitecto Pedro Ramírez Vázquez.