AFTEROFFICE
DEPORTES

Mexicanas buscan ganar “la maratón de la equitación”

Resistencia física y mental son factores necesarios para el Mundial de Enduro Ecuestre Young Riders 2015, conocido como el"maratón de la equitación", un recorrido de 120 kilómetros que será llevado a cabo hoy y en el que María José Gameros y Mariana Meixueiro serán las representantes mexicanas.
Eduardo Bautista
22 octubre 2015 23:4 Última actualización 23 octubre 2015 5:0
equitación

El Mundial de Enduro Ecuestre Young Riders 2015 se celebra hoy en Santo Domingo, Chile. (Bloomberg)

Muchos le llaman “la maratón de la equitación” porque, más que velocidad, se necesita resistencia física y mental. Se trata de una prueba en la que los jinetes y sus caballos deben recorrer 120 kilómetros, la misma distancia que separa al DF de la ciudad de Tlaxcala.

La competencia es la más extenuante que existe entre los deportes hípicos. Lo saben María José Gameros y Mariana Meixueiro, las dos jóvenes que representarán a México en el Mundial de Enduro Ecuestre Young Riders 2015, que se celebra hoy en la reserva ecológica Parque Tricao, en Santo Domingo, Chile.

Ambas montan desde muy pequeñas. El azar las condujo a esta disciplina en la que, dice Gameros, se requiere de una profunda comunicación con el caballo. Porque el recorrido dura aproximadamente ocho horas. Y en ese tiempo, igual que en la maratón tradicional, cambian los estados de ánimo, las actitudes, los pensamientos. Es una carrera donde sólo hay dos actores, y si uno cae, el otro también.

El circuito consta de cinco etapas, dos de 30 kilómetros y tres de 20. La competencia arranca a las 7:30 horas. El terreno es irregular en muchos tramos. Hay subidas tan empinadas en las que el jinete debe bajarse de la silla para guiar a su caballo a pie. La resistencia física es imprescindible. Después de cada etapa hay un veterinario que determina si el animal puede continuar. Hay casos en los que el recorrido es tan agotador que el caballo simplemente se da por vencido.
“Lo ideal es mantener una velocidad superior a los 14 kilómetros por hora. Los caballos que utilizamos tienen entrenamientos rigurosos.

Diario deben caminar tres horas. Galopan dos o tres veces por semana y deben estar acostumbrados a los cerros”, comparte Gameros. La preparación de los jinetes no es menor. Dice Gameros que se necesita de una gran resistencia que sólo se obtiene con caminatas y sesiones en el gimnasio. Un caballo fuerte –asegura– prescinde de un jockey con las mismas condiciones. “Lo más complicado es tener la cabeza fría para pensar inteligentemente. No es una competencia donde sólo se salga a correr. Se trata de meditar y tomar decisiones de último minuto. La emoción no le debe ganar a la razón. Hay que mantener al caballo, llevarlo poco a poco. Si no lo haces, fracasas”.

En total son 60 participantes en este torneo. Los competidores tienen entre 14 y 21 años. Provienen de países como Emiratos Árabes Unidos, Estados Unidos, Canadá, Argentina, España y Sudáfrica.

Las mexicanas cuentan con la acreditación de la Federación Ecuestre Mexicana. Gameros tiene 18 años y Meixueiro 20. La primera dice que, en México, los mejores caballos para practicar enduro ecuestre pertenecen a la señora Mary Jane Gagnier, quien vive en el estado de Oaxaca.

“No hay que olvidar que el jinete siempre debe adaptarse al caballo. Hay que conocerlo bien. Porque existen caballos que tienen ciertos gustos y detalles. Y lo importante es aprovecharlos, pero sobre todo disfrutarlos mucho”, comenta Gameros.