AFTEROFFICE
buena vida

Mercado gourmet, hacia el sur de la CDMX

Si vives o te encuentras de paseo por ese rumbo de la capital, aprovecha para darte una vuelta por un espacio recién abierto en el que encontrará alimentos y bebidas para todos los gustos.
Lizbeth Hernández
30 octubre 2016 21:1 Última actualización 31 octubre 2016 5:0
La diversidad está en los platillos de la cocina oaxaqueña, española, rusa, italiana, venezolana y japonesa. (Especial)

La diversidad está en los platillos de la cocina oaxaqueña, española, rusa, italiana, venezolana y japonesa. (Especial)

Lo mejor de ir a un mercado gourmet, ya sea en plan familiar, de amigos o pareja, es que hay muchas opciones para pasar un buen rato. El Mercado del Carmen, ubicado en el corazón de Coyoacán, es el nuevo establecimiento de este tipo en la Ciudad de México que abrió este fin de semana.

En los 23 locales que lo integran encontrará comida, bebida, objetos de diseño y hasta una barbería. Replica el modelo de los conjuntos de San Ángel, Independencia y Casa Quimera. Los productos que ofrece son orgánicos, de buena calidad y promueven el comercio justo.

“Lo que se privilegia es el sabor. La mayoría son pequeños comerciantes que ponen especial cuidado en los detalles esa es la fórmula de su éxito”, comenta Rodrigo Méndez, accionista del establecimiento.

1
  

  

Mercado

Los visitantes pueden recorrer los dos pisos para darse una idea de lo que pueden degustar. La diversidad está en los platillos de la cocina oaxaqueña, española, rusa, italiana, venezolana y japonesa.

La mayoría se prepara al momento, pero hay excepciones, como el Cochinillo, plato ibérico que se cocina durante 18 horas a 70 grados, después se empaca al vacío para preservar sus propiedades y capturar su sabor. El resultado es una carne jugosa y suave que se deshace en la boca y se acompaña con una costra crujiente. La puede probar en el puesto de Manolo y Venancio, especializados en recetas españolas con un toque de vanguardia. Justo enfrente de ellos está la Bodega Coyote, que cuenta con vinos de diferentes partes de mundo. El sommelier está ahí a partir de las 15:00 horas para orientar a los comensales que deseen pedir consejo sobre un buen caldo.

Las nieves artesanales de Gibrán lo llevarán a la época prehispánica. Con ingredientes traídos de Oaxaca, Chiapas y Veracruz se elaboran opciones poco convencionales como los de Tlaxcalate, que combina café con maíz; Cacapote, hecho de cáscara de cacao con ajonjolí negro; Dxuladi, cuyo ingrediente principal es el cacao rojo de Oaxaca, y la nieve de Flor de lima, que resalta por su frescura.

Aquí también puede probar los frappés, algunos incluyen alcohol como el de Frambuesa con tequila, Mandarina con mezcal y la Cassata Siciliana, que tiene licor de naranja, vainilla y fruta confitada.

Para los amantes de los chilaquiles la opción es Chilaguiches, donde las salsas son elaboradas a la antigua, con tatemado de chiles incluido. Como proteína puede elegir huevo, cochinita, milanesa o carne en su jugo. Otro de los ingredientes es el queso, a decidir entre cotija, quesillo, manchego o panela.

Avellaneda es una cafetería que toma su nombre del personaje de La Tregua, novela del escritor uruguayo Mario Benedetti. La delicadeza y cuidado en la preparación de cada una de las bebidas es la similitud que guarda con el personaje. Los granos son traídos de diferentes partes de la República Mexicana, el cliente puede elegir entre los populares americanos, espresso o lattes, y las fusiones de coctelería con café, pero sin alcohol, como el Juanito, que incluye tamarindo, café espresso, agua tónica y enebro; o el Trago 2, compuesto por café reposado con concentrado de Jamaica y un toque de naranja.

A partir de las 13:00 horas se abren las dos barras del lugar, en donde se sirven diferentes etiquetas de mezcal, tequila, ginebra y cervezas artesanales. Los fines de semana hay música en vivo.