AFTEROFFICE
DEPORTES

Mayweather y Pacquiao pelearán el 2 de mayo

La espera terminó. Luego de varias semanas de rumores, hoy se concretó una de las peleas más esperadas del año. Así lo informó el propio Mayweather Jr. en sus redes sociales. 
Notimex
20 febrero 2015 18:19 Última actualización 20 febrero 2015 18:34
Floyd Mayweather y Manny Pacquiao disputarán, una vez más, la pelea más esperada del año. (Archivo)

Floyd Mayweather y Manny Pacquiao disputarán, una vez más, la pelea más esperada del año. (Archivo)

Después de semanas de incertidumbre, el boxeador estadounidense Floyd Mayweather por fin aceptó la pelea con el filipino Manny Pacquiao, con el cual se enfrentará el 2 de mayo en Las Vegas, Nevada.

No fue en el Súper Tazón o en el Juego de Estrellas de la NBA, fue este viernes, de forma sencilla, a través de una red social, donde el “Money” oficializó su combate con “Pacman”, duelo esperado por toda la afición boxística.

“Lo que el mundo ha estado esperando llegó. Mayweather contra Pacquiao el 2 de mayo de 2015, es un hecho”, escribió Mayweather, quien con una fotografía mostró el contrato firmado para la deseada batalla, la cual se espera sea la más millonaria en la historia.

Aseveró que él prometió a los aficionados hacer todo lo posible para que sucediera la contienda “y lo hicimos. Haremos historia el 2 de mayo”, y pidió a todos que “no se lo pierdan”.

Los retos y declaraciones del “Pacman” parecían no surgir efecto, pues aunque Mayweather mencionó en algunas ocasiones que él estaba dispuesto a medirse al filipino, la confirmación de la pelea no llegaba y todo parecía quedar para mejor ocasión.

Fue hace unas semanas cuando se encontraron en Miami, en un partido de la NBA, donde intercambiaron números telefónicos en la duela; más tarde hubo una reunión privada, en un hotel, donde hablaron de la pelea y comenzaron a negociarla.

Aunque se esperaba el gran anuncio en el Súper Tazón no llegó; semanas después surgió el rumor que sería en el Juego de Estrellas de la NBA, al que acudió Floyd, pero nada pasó; sólo se limitó a decir que nadie había firmado nada, pero que la negociación seguía.

Incluso se llegó a mencionar que sí pelearían, pero en septiembre, o hasta 2016. Todo eran rumores, faltaba la confirmación oficial del propio Floyd y esa llegó este viernes.

A menos de tres meses para el combate, vendrán semanas de intensa promoción hasta llegar al esperado 2 de mayo y presenciar la batalla que no pudo darse en 2010, la cual no tiene cláusula de revancha, y que será la que más dinero genere en la historia del boxeo.