AFTEROFFICE
deportes

Mayweather, una grandeza controvertida 

De cara a su pelea este sábado contra Conor McGregor, unos señalan que el boxeador será olvidado en poco tiempo, mientras que otros coinciden que ya tiene su lugar asegurado en el Salón de la Fama.
Alain Arenas
24 agosto 2017 18:34 Última actualización 25 agosto 2017 5:0
Mayweather

(Especial)

Una potencial victoria de Floyd Mayweather Jr. ante Conor McGregor en su combate de mañana lo impulsaría a romper el récord de 49 victorias en igual número de combates que comparte con Rocco Francis Marchegiano, Rocky Marciano. Sin embargo, su carrera será olvidada en poco tiempo, asegura Juan Manuel Márquez, exboxeador quien enfrentó y perdió ante el estadounidense por decisión unánime en septiembre de 2009.

“Los boxeadores se miden por sus grandes peleas más que por los récords, porque es lo que más recuerdan los que integran el mundo del boxeo. Floyd carece de un gran combate. En ese sentido Manny Pacquiao y yo seremos más recordados que él”, menciona Márquez, quien se retiró a principios de este mes.

Mauricio Sulaimán, presidente del Consejo Mundial de Boxeo, no está de acuerdo con el ex campeón mexicano. Sostiene que tiene un lugar asegurado en el Salón de la Fama en Canastota, Nueva York. Su rapidez para eludir los mejores golpes de los adversarios y su récord inmaculado son más que suficientes para categorizarlo como uno de los mejores de la historia.

“Su momento más brillante fue cuando venció –por decisión dividida– a Oscar de la Hoya. En aquel momento era el número uno de los pesos welter y ahí se consagró como el mejor de los superwelter, división en la que hizo su debut esa misma noche”, afirma.

Sulaimán destaca que el apodado Money nunca fue un peleador con potencia en los puños y que por eso modificó su estilo al contragolpe. En su carrera sólo registra 26 nocauts, el último de ellos en 2011 ante el puertorriqueño Víctor Ortiz, cuando éste tenía la guardia abajo. Mayweather le dio un golpe que lo mandó a la lona cuando el caribeño le pedía disculpas por un cabezazo previo.

Pese a que no lo considera un peleador sucio, Márquez no tiene una buena imagen de él. Recuerda que cuatro días antes de su pelea, el equipo del estadounidense se acercó y le pidió que firmara un nuevo contrato en el que se estipulaba que estaba de acuerdo en que Mayweather se presentara el día del pesaje con 147 libras; el acuerdo original era que lo harían en 142.

“No debí firmarlo. Cedí ante la presión de su equipo y lo pagué porque no pude castigarlo en la pelea, porque la diferencia de pesos me lo impidió”, asegura el ahora analista de ESPN.

El titular del CMB coincide con el ex púgil y resalta que su capacidad para hacer negocios en sus peleas marcó un parteaguas. “En una pelea desequilibrada como la que se percibe ante McGregor ganará más de 100 millones de dólares. Sólo él podría ganar esa cantidad en un combate contra un debutante”.