AFTEROFFICE
deportes

Massimango y su pase al éxito

Nació en Zaire, hoy República Democrática del Congo. Mabulama Massimango Mwaze, el actual receptor de los Mayas, de la Liga de Futbol Americano Profesional en México, cuenta que sólo pasó tres meses en África y que después sus papás lo trajeron a México.
Alain Arenas
09 marzo 2016 21:49 Última actualización 10 marzo 2016 5:0
Massimango cuenta que sólo una vez regresó a Zaire. En aquella época era niño y aún se vivía bajo la dictadura militar. (Especial)

Massimango cuenta que sólo una vez regresó a Zaire. En aquella época era niño y aún se vivía bajo la dictadura militar. (Especial)

En 1981 la República Democrática del Congo no se llamaba así y tampoco era democrática. Su nombre era Zaire y estaba gobernada por la dictadura militar de Mobuto Sese-Seko. Su capital, Kinsasa, era un territorio en donde los nativos bateke y bahumbu tenían conflictos tribales y en el que también había disputas con los integrantes de la Compañía Comercial Belga, la cual era la principal fuente de empleos de la región.

En medio de este contexto social nació Mabulama Massimango Mwaze. El actual receptor de los Mayas, de la Liga de Futbol Americano Profesional en México, cuenta que sólo pasó tres meses en África y que después sus papás lo trajeron a México.

___¿Qué significado tiene la LFA en su vida?
___Es una oportunidad. Me parece muy buena, bien organizada. Es un impulso para los chavos que vienen. Estamos aportando nuestro primer granito de arena, estoy seguro que esto va a crecer y que los chavos que vienen de Liga Mayor la van a tomar en cuenta y ayudarán a que esto crezca.

___¿Cómo fue el proceso para llegar a ésta?
___Estaba terminando de jugar en una liga master (torneo sin límite de edad, donde no se recibe sueldo). Luego me invitan a las pruebas de la Liga, me va bien. Después soy seleccionado en el Draft por los Mayas y de ahí me gané el puesto titular. Ahorita sigo trabajando, me dedico al marketing. Estoy en una empresa dedicada a eso, aunque estudié Administración.

Mubalama Massimango Mweze
Fecha de nacimiento: 10/04/1980
Universidad: ITESM Campus Toluca
Estatura: 1.84 metros
Peso: 98 kilos
Posición: Receptor / Corredor


___¿Cómo llegó a México?
___Mi papá recibió una oferta de trabajo aquí y nos fuimos del Congo cuando yo era un bebé. Nos fuimos porque en aquella época mi país tenía muchos problemas económicos y políticos. Desde que nos fuimos, yo llevo todo el tiempo viviendo en México. Siempre he dicho que soy “congomexicano”.

Massimango cuenta que sólo una vez regresó a Zaire. En aquella época era niño y aún se vivía bajo la dictadura militar. Cuando se le cuestiona sobre la vida en su país de origen, sus respuestas se vuelven escuetas en un principio, pero después describe algunas situaciones que vivieron él y su familia.

___¿Qué recuerda de su país?
Me gustaban las comidas que tienen allá. Son similares a las que de aquí, al menos en los ingredientes: contienen pescado, carne roja y vegetales. Aún tengo familiares que viven en Congo. Ellos me cuentan que a pesar del tiempo siguen teniendo varios problemas.

___¿Qué tipo de problemas?
___Había varias situaciones, por ejemplo, saqueos y mucha violencia. Esto se dio porque el presidente dictador tenía pobre al país. Recuerdo que cuando mis papás viajaban a África, porque yo me quedaba a jugar la temporada de americano, lo tenían que hacer en periodos largos, como el verano, porque viajar para allá era muy caro. Ellos llevaban medicamentos, comida para la familia… Luego me vino la oportunidad de ir, pero estalló la Guerra del Congo (un conflicto armado con el objetivo de derrocar a Mobutu) y ya no pude hacerlo. No podías entrar al país, porque si lo hacías, no salías.

___¿Qué ha cambiado en su país?
___En el momento en que derrocamos al presidente se convirtió en una República Democrática, pero entre comillas. Sigue habiendo saqueos. Las grandes potencias no quieren abandonar el territorio, quieren seguir llevándose nuestras riquezas. Se podría decir que es una paz a medias: sigue habiendo hambre, problemas de seguridad, robos…

Cuenta que cuando su familia y él cumplieron seis años en México entró el futbol americano en su vida. Añade que le atrajo esta disciplina porque sus amigos lo practicaban, pero sus papás no estaban muy de acuerdo en esa situación.

___¿Cuál fue la reacción de sus padres cuando les dijo que jugaría futbol americano?
___No sabían ni que era ese deporte... ¡Es que en África no conocían el futbol americano! Al final se dieron cuenta que sí era un deporte bueno. Desde niño siempre estuve becado y poco a poco ellos me fueron apoyando.

___¿Por qué los Mayas se mantienen invictos?
___La disciplina que nos ha inculcado el coach Enrique Alfaro es la clave. Él nos enfatiza la importancia de llegar temprano a los entrenamientos, estar siempre unidos. Cualquier detalle que él ve, habla con nosotros para corregirlo.

___¿Qué detalles les falta pulir?
___Necesitamos ejecutar bien, al 100 por ciento. No desconcentrarnos. También quiero entrar a la zona de anotación, que sé que me está esperando.

___¿Qué planes tiene para cuando termine la temporada?
Quiero regresar allá (a la República Democrática del Congo), visitar a la familia y llegar, por qué no, con un campeonato. Ya hubo un Mundial de futbol americano en África. Entonces, creo que hay algo que se puede hacer en mi país y quiero ser parte de eso.