AFTEROFFICE
culturas

Marrakech guardará
los restos de Goytisolo

Juan Goytisolo murió ayer en Marrakech a los 86 años, sin que las causas de su muerte fuesen dadas a conocer. Según su deseo, será enterrado en un cementerio civil al norte de Marruecos.
Redacción
05 junio 2017 2:34 Última actualización 05 junio 2017 5:5
Juan Goytisolo

Los restos del escritor reposarán en un cementerio de Marruecos. (AFP)

¡Quién pudiera estar aún en la oposición!”.

Las palabras de Juan Goytisolo hicieron eco de su indignación ante una España empobrecida, en el Paraninfo de la Universidad de Alcalá de Henares, durante su última aparición pública: la entrega del Premio Cervantes, que recibió en 2015. Allí, al pronunciar el discurso más breve en la historia del galardón, el barcelonés remachó la vena contestataria que condujo su escritura por la senda de la incomodidad y el exilio.

Había viajado desde Marrakech, donde radicaba desde 1996, tras la muerte de su esposa, la escritora Monique Lange. La distancia, estar inmerso en la cultura árabe, le otorgaba perspectiva sobre Europa. “La mirada desde la periferia al centro es más lúcida que a la inversa”, dijo ante la audiencia del Cervantes.

En aquella ocasión, el autor de Juan sin tierra (1975), quien vivía afincado en África con la familia de quien fue su amigo y pareja sentimental, Abdelhadi, reclalcó también su calidad de autoexiliado, al llamarse de “nacionalidad Cervantina”.

Si dio inicio al oficio de escritor con novelas como Juegos de manos y Duelo en el paraíso, que se acoplaban al retrato coneservador de la España de los años 50, en la década siguiente encontró su voz en el combate a la dictadura desde una subversión estética, que comenzó con la escritura, en París, de Señas de Identidad, publicada en México en 1966, en la que propuso una forma de versol libre para novelar.

“Con los primeros libros había cumplido con mi deber de ciudadano, pero no con mi deber de escritor: devolver a la literatura algo distinto de lo que recibiste. Sin la idea de novedad no hay obra verdadera, y yo no había roto con el canon literario”, contó al diario El País (17/04/2015).

Juan Goytisolo murió ayer en Marrakech a los 86 años, sin que las causas de su muerte fuesen dadas a conocer. Según su deseo, será enterrado en un cementerio civil en Larache, al norte de Marruecos, en el mismo panteón donde está enterrado el escritor francés Jean Genet, por quien siempre profesó admiración.