AFTEROFFICE
culturas

María es Félix… la diva que se hizo a sí misma

Diosa, musa, 'Doña', 'La Afrodita' del Cine de Oro mexicano apareció en 47 películas filmadas en México, Argentina y Europa. Vivió exactamente 88 años: del 8 de abril de 1914 al 8 de abril de 2002.
Redacción
06 abril 2017 23:35 Última actualización 07 abril 2017 19:37
María Félix

María Félix

“¿Y quién le dijo que quiero yo estar en el cine?”. no era nadie y ya era ella desde entonces. María Félix, adolescente, le contestaba altiva, como sólo ella, al extraño que se le acercó frente a un escaparate en las calles de Palma y Francisco I. Madero del Centro Histórico. Era Fernando Palacios, el cineasta.

En sus ojos -Gabriel Figueroa lo supo bien- habitó todo su histrionismo. Ese talento que -a decir de Paco Ignacio Taibo I- no era tanto, y que tampoco necesitó para llenar la pantalla. Porque ella era en sí misma un personaje: “Usted no es María Félix, usted es alguien que se cree María Félix”, le diría Jean Cocteau.

Diosa, musa, Doña, La Afrodita del Cine de Oro mexicano apareció en 47 películas filmadas en México, Argentina y Europa. María de los Ángeles Félix Güereña vivió exactamente 88 años: del 8 de abril de 1914 al 8 de abril de 2002.

EL TERCER SÍ
Cuando filmó El peñón de las Ánimas(1942), Jorge Negrete le preguntó: “¿Con quién se acostó para conseguir el papel?” A lo que María le contestó: “Yo con nadie… ¿Y usted?” Al terminar el rodaje ella le pidió que le firmara su guion, según la costumbre. Negrete se rehusó. Diez años después, lo que firmó fue el acta de matrimonio (su tercera).

AMOR DE TRAGEDIA GRIEGA
Inseparables, María y Pablo -su apuesto hermano- disfrutaban de largos paseos en el campo, que con el tiempo preocuparon a su madre y terminaron con el envío del joven al Colegio Militar, donde murió en circunstancias poco claras. Años más tarde, María admitió que el de ambos fue un amor único, cuya consumación quedó sólo como una sospecha fundada en un comentario que le hizo al historiador Enrique Krauze: “Ningún amor tiene el perfume del incesto”.

EL FLACO DE ORO
su matrimonio con Agustín Lara -su segundo esposo-terminó cuando le fue propuesto a María un contrato para filmar películas en España. Ella prefería ir sola. Para entonces eran muy fuertes los rumores sobre los celos del músico poeta. Al bajar del avión en la capital española, una orquesta comenzó a tocar para ella Madrid, compuesta por el músico especialmente para esa ocasión.

PETICIÓN DE MANO A UN POETA
Poco después de terminar su relación con Agustín Lara, le propuso a Renato Leduc, uno de sus mejores amigos, que se casara con ella. Él le contestó que, de hacerlo, su nombre y su figura quedarían opacados por los de ella. Pero le sugirió, en cambio, que el hombre ideal para ella sería “el mariscal Stalin”.

EXCÉNTRICA
En 1975 entró en la tienda Cartier de París con un cocodrilo en brazos. Quería que le hicieran una réplica en joyería. El resultado fueron dos cocodrilos de esmeraldas y diamantes. Cartier también diseñó para La Doña un collar de serpientes hecho de oro, platino y esmeraldas.

LA DIVA Y EL NOBEL
“María pertenece a esa raza de las divas y los ídolos”, dijo Octavio Paz. Ella, a su vez, se sentía orgullosa de contar con la amistad del literato. “Cuando un país produce un poeta así, un pensador así, tiene que ser extraordinario”, replicó. Ambos nacieron en 1914 con escasos días de diferencia.

DOS EVAS MÍTICAS
Fue amiga cercana de Eva Perón. Vivió tres años en Buenos Aires. Decía que Eva no sólo le había dado un obsequio de joyas, sino el regalo de su persona. Estuvieron muy unidas en la época previa a la muerte de la argentina en 1952.

TAURÓMACA
Rodaba una película en España cuando Manolete la invitó a verlo torear una tarde; la misma en que el matador cordobés perdió la vida. Tenía una gran afición por los toros, decía que era la gran fiesta. Era frecuente verla en la Plaza México, del brazo de Agustín Lara, y no faltaban los toreros que le brindaban la muerte de los bureles. “¡María, suelta uno de tu ganadería!”, le gritaba la gente. O también: “¡María, suelta el paraguas!”.

EL CÍRCULO DEL ARTE
Se preciaba de ser amiga de poetas y escritores mexicanos de la talla de Xavier Villaurrutia, Efraín Huerta, Jaime Torres Bodet y Juan Rulfo. Fue modelo de Diego Rivera, Leonora Carrington o José Clemente Orozco, entre otros. Tenía buena relación con Dolores Del Río, con quien filmó La Cucaracha; no así con con Mario Moreno Cantinflas, pero los tres accedieron a posar juntos para el gran número especial de la revista Life en 1965.

UN MAL NEGOCIO
Diego Rivera la pintó en 1949. Posó 40 horas para el retrato en el que aparece cubierta por un vestido transparente. La pieza fue vendida en 15 millones de pesos por José Álvarez Amézquita al cantante Juan Gabriel. En 1968, en una entrevista con Jacobo Zabludovsky, La Doña dijo que el cuadro, cuyo paradero se desconoce, fue “muy mal vendido”.

HACE 15 AÑOS
María Félix
fue despedida en el Palacio de Bellas Artes. Su cuerpo fue transportado de su residencia en Polanco, donde murió mientras dormía, al gran teatro. De acuerdo a su deseo, el féretro nunca se abrió. Permaneció durante 22 horas en el recinto y luego el cortejo se dirigió al Teatro Jorge Negrete. Fue llevada finalmente al Panteón Francés. A petición de su hermano, y para comprobar que había muerto por causas naturales, su cuerpo fue exhumado en agosto de 2002.